UniformadosUniformados de la Policía Metropolitana de Neiva protagonizaron dos hechos heroicos durante estas fiestas en la capital opita.

Los policías salvaron a un hombre de 63 años que era arrastrado por el río Magdalena desde el sector del Mohán; mientras que en otro hecho, ocurrido en el Puerto de las Damas, miembros de la patrulla fluvial salvaron la vida a una adolescente que se encontraba sobre el río.

El primer hecho, se presentó en horas de la noche de este viernes, cuando un ciudadano se acercó a la ribera del río y debido a su estado de alicoramiento cayó al afluente, siendo arrastrado por la corriente.

Los uniformados que se encontraban en el sector, quienes se percataron de la situación, decidieron lanzarse al rio haciendo una cadena humana para impedir una tragedia. «Escuchamos un escándalo, la desesperación de la gente porque el río estaba arrastrando al señor, inmediatamente nos percatamos de esta situación y con los demás compañeros nos dirigimos al rescate», relató uno de los patrulleros que protagonizaron esta historia.

En ese momento, entrelazaron sus brazos y se aventuraron a salvar al adulto, que alcanzó a ser arrastrada 80 metros por la corriente. «En ese momento uno siente un poco de adrenalina y miedo, porque el río tenía mucho caudal», agregó el uniformado. Luego de casi veinte minutos, los policías sacaron al ciudadano con vida y protagonizaron el milagro del viernes de San Pablo.

El otro hecho se presentó en el Puerto de las Damas, cuando uniformados que hacen parte de la patrulla fluvial dispuesta por la institución policial para hacer presencia sobre en el Río Magdalena y acompañar a miles de turistas que diariamente realizan sus travesías a través de canoas, rescataron a una adolescente, quien junto con otros dos menores intentaban cruzar el rio a nado, sin embargo, durante el recorrido esta menor no pudo llegar a la orilla y empezó a ser arrastrada por la corriente.

Al evidenciar esta situación, los policías reaccionaron rápidamente llegando hasta el lugar donde se encontraba la menor, a quien posteriormente subieron a la lancha, siendo y trasladada hasta el puerto para prestarle los primeros auxilios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat