El Juzgado Primero Penal del Circuito de Garzón decidió absolver al exdirector ejecutivo de Comfamiliar del Huila, Armando Ariza Quintero y la exgerente de Medilaser, María Cristina Vargas Urazán, quienes enfrentaban un proceso judicial por los delitos de peculado por apropiación en favor de terceros y contrato sin el cumplimiento de requisitos legales.

El ex director de la caja de compensación del Huila y otras personas, vinculadas en el proceso fueron capturados hace ocho años luego de que la Fiscalía decidiera pedir una medida privativa de la libertad mientras continuaba con la investigación por los presuntos desvíos de recursos de la salud, entre los años 2003 y 2004 en el municipio de Garzón.

El Juez argumentó la absolución, es que la Fiscalía no logró aportar suficiente material probatorio que comprobará la comisión de los delitos.

Por el contrario, la defensa si habría comprobado que los pacientes sí fueron atendidos, y que no existió la supuesta tercerización que demandaba el ente acusador.

Cabe resaltar que el ente acusador investigaba presuntos hallazgos penales que se encontraron tras una auditoría de la Contraloría. Según la Fiscalía, los hoy absueltos no cumplieron el debido proceso de contratar con la red pública el 50% del servicio y, por el contrario, bajo la figura de tercerización, contrataron con un privado en este caso Medilaser. cifras superiores a las permitidas. Entonces se habría calculado un detrimento de $4.500 millones.


No obstante, la Fiscalía no logró demostrar la comisión de los delitos.

Contra la sentencia de absolución procede recurso de apelación que sería resuelto por la Sala de Decisión Penal del Tribunal Superior de Neiva; si la Fiscalía decide hacer uso de esta herramienta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat