Obra funebre

El acontecimiento muy pocas veces visto en la ciudad, se llevó a cabo en la funeraria La Paz de la capital de los Opitas. Allí, Gerardo Lozada propietario de Muñeca, una perrita de Raza Chow Chow realizó las honras fúnebres de la Mascota que le acompañó por cerca de 16 años. 
La Mascota sin vida fuè velada en un ataúd de lujo y acompañada por el grupo familiar y amigos que apreciaron al noble animal que perdió la vida tras un derrame cerebral.
Luego de su velación el féretro fue trasladado cremado y sepultado.
Sólo queda el recuerdo de la Perrita que brindó años de alegría y acompañamiento a la familia que hoy acongojada dió el último adiós a su Mascota.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Por dbastidas

Abrir chat