Otra mujer confesó que pagó 15 millones de pesos por el crimen.

Las autoridades capturaron y llevaron a la cárcel a quien sería la responsable intelectual de los hechos.

Una habitante de calle embarazada fue asesinada en Soacha, Cundinamarca, para robarle su bebé del vientre, luego de que otra mujer pagara 15 millones de pesos para que se ejecutara el crimen.

El alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, le contó a este medio que el hallazgo del cuerpo lo hicieron habitantes de la vereda Chacua el pasado sábado 9 de abril. La escena impactó a las autoridades: el cadáver estaba degollado y con sus intestinos por fuera.

Las determinaciones posteriores de Medicina Legal dieron con que la víctima estaba embarazada y que le habían sacado al bebé de 37 semanas de gestación. Y como confirmó Saldarriaga, los autores materiales primero se hicieron amigos de la habitante de calle, le prometieron ayuda económica, solo para después asesinarla.

Días después, el 14 de abril, las autoridades capturaron y llevaron a la cárcel a quien sería la responsable intelectual de los hechos, una mujer del mismo municipio quien dos meses atrás también había perdido a su propio bebé. No le contó nada a su familia y contrató a las personas que se encargaron del asesinato.

Ella misma se presentó a un hospital con el bebé que no le pertenecía y confesó el crimen escabroso que acabó con la vida de la habitante de calle.

Aparte de eso, Saldarriaga confirmó que ya hay orden de captura contra uno de los autores materiales, por este caso “loco y psiquiátrico”, como lo tildó.

Con todo, señaló que no se trata de algo sistemático y que es un caso aislado sobre el cual ya se están tomando las acciones necesarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *