La máquina no tripulada despeja 300 metros cuadrados diariamente.

El Batallón de Desminado Humanitario n.° 5, unidad que tiene como misión adelantar las labores de limpieza y entrega del Huila como un territorio libre de sospecha de minas antipersonal, incorporó a su proceso la técnica de despeje mecánico, logro que le permite agilizar los procesos que actualmente se concentran en la vereda El Valle del municipio de Colombia, norte del Departamento.

En esta importante zona que en el pasado era utilizada como un corredor de movilidad para las estructuras al margen de la ley, se trabaja en el despeje de 7.036 metros cuadrados que tras los diferentes estudios se ha establecido como un área peligrosa por la amenaza de posible presencia de minas antipersonal, munición sin explosionar y artefactos explosivos improvisados.

“Esta técnica nos brinda mayor eficiencia y eficacia porque nos permite un despeje diario de 300 metros cuadrados que en conjunto con las otras dos técnicas de desminado (canina y manual) muy prontamente le estaremos entregando a la comunidad nuevos territorios libres de sospecha de contaminación”, dijo el señor teniente coronel Jaiver Andrés Muñoz Hoyos, Comandante del Batallón de Desminado Humanitario n.° 5.

Lo anterior si se tiene en cuente que con la técnica manual se logra un avance por soldado desminador de 15 metros, lo que indica que en el día con la participación de cuatro desminadores se avanza 60 metros cuadrados aproximadamente, lo que implicaría un rendimiento de 240 metros con la técnica mecánica.

La barre minas como se le conoce a la maquina ARMTRAC 20T de fabricación inglesa, fue importada en el año 2021 y entró en funcionamiento en el año 2022, requiriéndose para su desempeño un total de tres soldados, sin embargo, es de destacar que al ser no tripulada, minimiza el riesgo para la integridad física del personal desminador.

“Los soldados desminadores seguimos trabajando por salvar la vida de los huilenses de este flagelo, de este enemigo silencioso que son las minas antipersonal, métodos ilegales de guerra que han causado daño, desplazamiento y que aún hoy continuan causando desasosiego”, puntualizó el oficial.

Una labor que cuenta con el respaldo y apoyo de la comunidad que destaca las tareas de desminado que se adelantan en Colombia, Huila.

“Agradecer la presencia del desminado humanitario quienes han venido a hacer su trabajo, adicional nuestra gratitud por el acompañamiento a la comunidad educativa, por las actividades pedágogicas para evitar accidentes con minas y por su vinculación a las jornadas educativas como el Sampedrito y el día de cometas. Un equipo de trabajo muy completo y profesional que cumple con su deber”, afirmó la docente María Ruth Medina Tamayo.

Actualmente el Batallón de Desminado Humanitario interviene tres municipios del Huila: Baraya, Tello y Colombia, actividad imprescindible si se tiene en cuenta que según las estadísticas en el Departamento se han registrado 236 víctimas de minas antipersonal (186 miembros de la Fuerza Pública y 50 civiles).

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *