Nueve familias participan del proyecto piloto impulsado por ElectroHuila. 

Como parte del compromiso de la empresa de trabajar por un medio ambiente sano, ElectroHuila viene trabajando con un proyecto a través del cual se busca comenzar a resarcir el daño causado por la contaminación.

Se trata del proyecto de asesoría de establecimiento de parcelas agroforestales para la compensación de la huella de carbono. 

Según Vilvio Rojas Cicery, coordinador de la Oficina de Responsabilidad Social, ORS, se trata de una iniciativa que hace una medición de la huella de carbono desde el año 2017 y que tiene como objeto establecer la afectación en el departamento del Huila.

De esta manera, a partir de ahí el paso siguiente es buscar opciones para mitigar el impacto de la huella de carbono en el medio ambiente de la región. 

Es así como a partir de este año nace el primer proyecto de establecimiento de parcelas agroforestales que inició en la quebrada Majo en el municipio de Garzón. “Escogimos esta quebrada porque es un afluente muy importante para el centro del departamento y además como Electrificadora nos beneficiamos porque tenemos allá ubicada una planta de generación de energía”, explicó Rojas Cicery.

Así, lo que la empresa hizo fue ubicar la parte alta de la quebrada donde se ha establecido los trabajos de reforestación evitando que la corriente hídrica se pueda disminuir.

En este caso, se adelantó un proyecto piloto con nueve parcelas, ubicadas a la orilla de la quebrada, la compañía llevó a cabo una serie de talleres con las comunidades, explicando la importancia de reforestar para que los afluentes disminuyan.

Dado que el objetivo era que este proyecto generará mayores beneficios para la zona, según Rojas Cicery, en cada predio, se dedicó una hectárea para cultivos de frutas como limón, plátano, eucalipto, pino y aguacate, entre otros.

El proyecto está actualmente en desarrollo el cual incluye asesoría para los casos de cultivos y permanentemente se hace por parte de ElectroHuila un proceso de seguimiento.

“Realmente hemos tenido mucha aceptación y receptividad pues la comunidad nos ha ayudado a que el proyecto se realice y de paso se han visto beneficiados porque los cultivos se escogieron de manera consensuada”, afirmó Rojas Cicery.

Como consecuencia del éxito de este primer piloto, la empresa este año empezó a sembrar una hectárea en el municipio de Íquira en unos terrenos de propiedad de ElectroHuila, igualmente de reforestación pero con un enfoque dirigido a hacerle seguimiento a la huella de carbono.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *