Algunos conductores manifestaron que esta marcha es para protestar por las aplicaciones móviles que utilizan los carros particulares que prestan el servicio y que según los taxistas los tienen quebrados económicamente. 

Según han explicado en varios medios algunos líderes del movimiento de taxistas, son cinco puntos en Bogotá marcharon con rumbo hacia la Procuraduría.

En Bogotá, por orden de la Secretaría de Movilidad, no se permitieron las caravanas y los taxistas solo lograron movilizarse a pie.  Las multas para los conductores que no acaten las medidas podrían ser de hasta 500.000 pesos, más la inmovilización del vehículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat