Tras culminar las dos semanas de jornadas pedagógicas para la recuperación del espacio público, la Alcaldía de Neiva, inició los operativos plenos para su restablecimiento, empezando en la Plaza de San Pedro, subiendo hasta la Plaza Cívica, cubriendo la calle tercera y terminando en la calle novena.
En el recorrido se visitaron más de 50 establecimientos comerciales y vendedores informales, a quienes se les explicó nuevamente qué lugares se pueden ocupar y cuáles no. Algunas de las violaciones al espacio que más se evidenciaron fueron la extensión del comercio formal más allá del espacio privado, la ocupación con ventas informales y el parqueo de vehículos en andenes o en la calle.


Según explicó Héctor Ariel Macías, propietario de Agroveterinaria del Norte, uno de los locales de la zona, estos operativos son muy importantes, ya que algunas personas se apropian de un espacio en la vía. “Algunas veces llega una tractomula que puede medir unos 30 metros de longitud a descargar a las nueve, diez de la mañana, y eso obstaculiza el paso de otros carros. Sin contar los motociclistas que parquean en la calle durante todo el horario laboral”, indicó.


Desde ese sentido y teniendo en cuenta el compromiso de la Administración con la reactivación económica, la directora de Espacio Público, Salomé Bahamón, resaltó la importancia de contar con tránsitos peatonales libres, que brinden seguridad, así como fachadas limpias, que le permitan al cliente, acercarse y observar mejor los productos, aumentando las probabilidades de la compra, y garantizando una ciudad ordenada para todos.


Ante esta perspectiva, Diana Marcela Mateus, vendedora de Su Almacén Súper Promociones el Paisa dijo que le «parece genial que el señor Alcalde se preocupe también por los peatones, es muy cierto que nosotros los comerciantes no tomamos en cuenta esto, pero pues es algo que beneficia a los peatones y a nosotros los comerciantes”.
Durante el trayecto, se presentó un capítulo especial en un bar, ubicado en la calle séptima, entre carrera segunda y tercera, este transgredía el espacio público y para ello utilizaba una reja y cubría la visibilidad con una lona. En el lugar se halló aglomeración de personas e incumplimiento de los protocolos de bioseguridad, además de motos parqueadas, por lo que, con el apoyo de la Secretaría de Salud y la Policía Nacional, se selló de manera temporal.


Finalmente, los vendedores visitados asumieron el compromiso por escrito de respetar el espacio público, según las indicaciones brindadas por el equipo de trabajo de la Dirección de Espacio Público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat