Un nuevo caso de quemado con pólvora se registró en Neiva, en esta oportunidad en el corregimiento de Fortalecillas.

El Huila llega a 10 casos de quemados por elementos de pirotecnia.

Pese a los controles, advertencias y la prohibición de venta y uso de pólvora en   la ciudad, durante la temporada de fin de año, la ciudad de Neiva registró un nuevo caso de quemadura con pólvora.

Según explicó Julio Valderrama, epidemiólogo de la Secretaría de Salud de Neiva, el nuevo hecho se presentó en zona rural, específicamente en el corregimiento de Fortalecillas, cuando un hombre de 29 años procedente de Bogotá y quien se encontraba bajo los efectos del alcohol, manipuló un volador y resultó afectado por el artefacto explosivo el pasado 26 de diciembre.

Frente a este caso, se adelantó la respectiva investigación epidemiológica de campo, donde se estableció que la persona fue atendida en la ESE Carmen Emilia Ospina, sede Las Granjas, y se encuentra bajo observación.

Balance de quemados con pólvora en Neiva

Hasta el momento y a pesar de la prohibición del uso de pólvora por parte de la Alcaldía de Neiva, la comunidad sigue utilizando fuegos artificiales sin ningún tipo de responsabilidad, como consecuencia de esto, se han presentado cuatro casos de personas lesionadas con pólvora, de las cuales dos son menores de edad y dos adultos.

“Al día de hoy tenemos cuatro quemados: Un caso el 3 de diciembre, dos casos el 7 de diciembre y un caso el 26 de diciembre, tres personas pertenecen a la Comuna 10 de las cuales dos son menores de edad, un joven, y otra persona mayor de edad en la zona rural”, explicó Julio Valderrama.

El Huila mantiene los casos así: 4 Casos en Neiva, 2 en San Agustín, 2 en Gigante, 1 en Timaná y 1 en Garzón de los cuales cinco son menores de edad y cuatro adultos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat