El escándalo que en febrero del año 2018 protagonizó la directora de Justicia de Neiva, María Vidal Aparicio, en una peluquería del centro de la ciudad, le acaba de costar a la funcionaria un pliego de cargos dentro de una investigación disciplinaria que le había abierto la Personería Municipal por ese bochornoso episodio.

El órgano de control analizó el espectáculo, efectuó entrevistas y recaudó pruebas, determinando continuar con el proceso disciplinario, que podría derivar en una destitución de la involucrada.

La decisión fue tomada por el personero, Oscar Zúñiga Córdoba, está contenida en 23 páginas.

Tras las entrevistas y las pruebas recaudadas, la Personería consideró que la Directora de Justicia de Neiva “se valió de su cargo para amenazar con el cierre de un establecimiento, aduciendo la frase “¿Usted no sabe quién soy yo?”, y para llamar a policías que tienen encargo de asuntos de espacio público, y con quienes sostiene una relación cercana en razón a las labores diarias que desarrolla para el ejercicio de sus funciones, de tal forma que fueran estos quienes adelantaran los procedimientos respectivos”.

“Existe prueba que compromete la responsabilidad de la servidora pública, además de estar acreditada la influencia ejercida en razón a su cargo y las relaciones que ostenta con ocasión a las funciones de espacio público que desarrollan con agentes de Policía involucrados en los hechos, y que constituye falta disciplinaria a la luz de la Ley 734 de 2002”, agregó.

La Personería recordó que a todo servidor público le está prohibido “incumplir los deberes o abusar de los derechos o extralimitar las funciones contenidas en la Constitución”. Y añadió: “La rectitud como obligación de exactitud en las actuaciones que desarrollen los servidores públicos, reclama cumplir con estricto rigor las normas constitucionales y legales, pero además, es doblemente exigible por parte de una agente estatal, dado que sus funciones deben estar en marcadas en la ética de lo público y la moral de la gestión que adelante”.

Al formular el pliego de cargos contra la directora de Justicia, el Personero Municipal informó que la funcionaria estaría incursa en una falta gravísima, contenida en el numeral 42 del artículo 48 de la Ley 734 de 2002, cometida a título de dolo.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat