Graves afectaciones económicas y sociales generan el cierre de la vía que comunica el Huila con el Caquetá, autoridades afirman que urge una solución a la situación de movilidad por parte del Gobierno Nacional.

Por años el invierno ha sido el causante de cierres viales en la vía que comunica a los departamentos del Huila y el Caquetá.

Los más afectados, las empresas de transporte quienes reportan ya millonarias pérdidas diarias.

José Fonseca, jefe de operaciones de la empresa Coomotor, “prácticamente son 15 vehículos que transitamos en esta ruta diaria, y cómo andamos con una ocupación del 50%, y maso menos las pérdidas son de 40 millones de pesos diarios”.

Por su parte, el representante a la Cámara del Caquetá Harry González pidió al Gobierno Nacional una verdadera inversión en la vía y mantenimiento permanente para proteger la vida de los viajeros que transitan hacia esta zona del país.

“Ya llevamos muchos años sin que se haga una inversión contundente por parte de INVIAS, que garantice el mantenimiento periódico y la movilidad en este corredor vial, esta es una vía que está muy afectada”.

El secretario de Gobierno del Huila, Franky Vega afirma que la situación registrada en la vía Suaza – Florencia, se suma al dolor de cabeza de la ruta 45.

“El llamado es para el Gobierno Nacional que le pongan cuidado y que resuelva una vez por toda la situación del estado de la Ruta 45 que se convierte en otro problema para el Huila”.

Hoy se cumplen cinco días en el que el un derrumbe a causa del invierno, que mantiene con paso restringido y con movilidad vehicular en un horario de 6:00 de la mañana a 6:00 de la tarde, esto ante el inminente riesgo por deslizamientos.

Mientras tanto, huilenses y caqueteños esperan algún día que el gobierno les solucione un problema de movilidad que al parecer no tiene dolientes, y que los obliga recurrentemente a permanecer incomunicados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat