Debido a las fuertes lluvias que se han venido presentando en el norte del Huila, puntualmente en los municipios de Baraya y Tello, soldados del Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario N. º 5 y habitantes de esta zona del Departamento, se unieron en pro del restablecimiento de las vías terciarias que impiden que decenas de familias puedan trasladar y comercializar sus productos.

Los soldados desminadores alternando sus actividades de desminado humanitario, en coordinación con la comunidad, articulando esfuerzos y haciendo uso de elementos como palas, piedras y arena, lograron tapar los huecos y mejorar 300 metros lineales de carretera, brindando las condiciones para que los vehículos puedan llegar hasta las diferentes fincas y embarcar los productos agrícolas rumbo a la capital Opita.

Hoy, si bien las condiciones no son del todo óptimas, si representan un alivio para los habitantes de las veredas Río Blanco, Turquestán, Las Perlas, Río Negro y La Libertad, en su tránsito hacia el casco urbano de los municipios de Baraya, Tello y Neiva.

Los soldados desminadores seguirán cumpliendo con la misión de salvar vidas y de trabajar por mejorar las condiciones de quienes habitan las zonas que en el pasado fueron duramente golpeadas por la violencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *