El hecho ocurrió en horas de la mañana, cuando una ciudadana del barrio Nazaret del municipio de Garzón, sale de su residencia a sacar la basura y escucha el llanto de un bebé que provenía de una de las bolsas que se encontraban apiladas en una esquina, observa al interior de una de estas y se sorprende al encontrar al recién nacido siendo traslado de inmediato a la ESE María Auxiliadora e informa a la línea 123.

Según la gerente de la Ese donde fué atendido el bebé, este tenia una hora de nacido y tenia aun su placenta concectada al cordon humbilical y tenia un peso de 3.380 gramos y media 48 centimetros, el bebé tenia hipotermia por lo cual fue colocado en incubadora y se le realizarán los examenes de laboratorio para verificar que no tenga ningun tipo de infección que haya captado en el sitio donde fué abandonado y luego será trasladado a la Uci neonatal.

Los uniformados de infancia y adolescencia en coordinación con la Defensoría de Familia acuden al llamado para el restablecimiento de derechos del recién nacido; igualmente se iniciaron las indagaciones e investigaciones preliminares para dar con el paradero de los responsables del repudiable hecho.

Los policiales y ciudadanía en general se solidarizaron con este bebé y le obsequiaron ropa, pañales y elementos de primera necesidad.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat