Solo dos de 45 escombreras en Neiva están legalizadas. Así lo reveló el concejal Ricardo Vega, en debate de control político, que evidenció la mala disposición final de estos residuos, que sigue habiendo en la ciudad. Está situación ha causado que un gran porcentaje de las 270 toneladas diarias de escombros que se generan, terminen en depósitos ilegales que en la mayoría de los casos, producen contaminación en riberas y cuencas de ríos como El Oro, Las Ceibas y el Magdalena. «En Neiva hay dos escombreras legalizadas, pero existen 45 por toda la ciudad, prácticamente sin ningún control. En el 2018 se produjo en total 172 mil toneladas de escombros que están ahogando a la ciudad», indicó.
Pero además de la responsabilidad de los ciudadanos, incluso de algunos constructores y de los transportadores de estos residuos, existe, según el cabildante y varios concejales, una falta de autoridad por parte de la Administración Municipal, que no ha hecho uso de sus funciones como autoridad ambiental, para ejercer una vigilancia, pero también sanción, sobre estas personas.
La concejal Leyla Rincón fue crítica con el papel de autoridad ambiental de la Alcaldía. «Nuestra ciudad está convertida en una gran escombrera, 270 toneladas al día de residuos sin que los esfuerzos se evidencien por parte de la autoridad ambiental”.
Posición similar planteó el concejal Juan Carlos Ramón: «Desde el año 2017 instauré dos acciones populares en defensa de las riberas de los afluentes hídricos. No comparto la posición de la administración de decir que no tienen autoridad para sancionar a quienes disponen mal los residuos o escombros, la Ley 99 de 1993 establece la obligación de los entes territoriales de ejercer control y vigilancia del tema ambiental, máxime cuando se tiene una secretaría orientada hacia este tema».

Administración responde
El secretario de Planeación, Rafael Yepes pidió a la ciudadanía denunciar la disposición ilegal de escombros en zonas no permitidas, al tiempo que invitó a los constructores en dar ejemplo. De hecho señaló que la ley invita hoy a lograr un reaprovechamiento de los escombros, a través del reciclaje, por lo que planteó la posibilidad de generar incentivos a quienes lo hagan.
Camilo Gómez, Secretario ambiente y Desarrollo Rural, reconoció que a pesar de las estrategias también falta más trabajo, para lo cual, propuso liderar la creación de una política pública que articule a todas las autoridades y todas las tareas que se deben cumplir, pero que además genere sanciones a quienes incumplan e incentivos a quienes acojan la ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat