FaceApp es el nombre de la App, que ya lleva tiempo haciendo cambiar la apariencia de los usuarios Y ahora incluye nuevas funciones en las que se ha incluido este filtro de edad tan bien desarrollado. Varios expertos han criticado que FaceApp recolecta más información de la necesaria. Y consideran que la app tiene una ambigua política de privacidad. Mientras, más de 700.000 personas la están descargando cada día.

Indagando en la política de privacidad de FaceApp encontramos que la última actualización es de enero de 2017. Como destacan en Hipertextual, la empresa detrás de la aplicación no ha cambiado la declaración de privacidad desde que se estrenó en las tiendas móviles (AppBrain marca el estreno de la Google Play en febrero de 2017). Un detalle importante es que incumple la GDPR europea ya que recaba datos de usuario privados sin que el usuario tenga acceso a ellos ni a la descarga de una copia con todo lo almacenado.

Como vemos, FaceApp guarda los datos de uso que suelen almacenar el resto de aplicaciones; y los comparte con las empresas de su grupo así como con los afiliados. No se distancia en exceso de lo que hacen WhatsApp, Instagram o Twitter, por ejemplo; sin que esto sea excusa para no recriminar, y denunciar, la poca transparencia de la aplicación y del servicio.

Uno de los puntos más controvertidos es que, al subir contenido a FaceApp, cedemos la licencia de uso a la empresa para que pueda hacer lo que estime conveniente con las fotos. Así lo especifican los términos de uso (actualizados por última vez en febrero de 2017). Este contenido puede utilizarse con fines comerciales.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat