Siete años y medio de cárcel y una multa de 6.500 salarios mínimos. Esa fue la condena que dictó la Corte Suprema de Justicia en contra el actual gobernador de Caquetá, Álvaro Pacheco Álvarez, por vínculos con grupos paramilitares. El alto tribunal dijo que Pacheco es autor del delito de concierto para delinquir agravado.

A pesar de la condena, la captura de Pacheco aún no se puede hacer efectiva. Esto, porque la Corte Suprema apenas notificó al presidente Iván Duque de su decisión. Ahora, el primero mandatario deberá suspender a Pacheco de su cargo en la gobernación de Caquetá, donde tendría que estar hasta finales de este año, y designar un encargado.

Como Pacheco fue condenado por primera vez por la Sala de Primera Instancia, podrá impugnar la decisión ante la Sala de Casación Penal del alto tribunal.

Fuente: El Espectador

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat