En una operación conjunta, coordinada e interagencial entre su Fuerza Aérea Colombiana, el Ejército Nacional, la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, se logró la captura en flagrancia de Adriana Lucía Calabaz, quien es un presunto integrante de las milicias del ELN.

Después de una  investigación, en la vereda Rio Blanco del municipio de Baraya,  fue hallada la mujer en compañía de dos menores de edad, con material de guerra, explosivos, prendas de uso privativo de las Fuerzas Militares y dinero en efectivo, al parecer producto del cobro de cuotas extorsivas a la población.

La capturada y los dos menores de edad fueron trasladados a la ciudad de Neiva, la mujer será judicializada por los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, municiones y explosivos de uso privativo de las Fuerzas Militares.

La operación se concentró en la vereda Río Blanco, del municipio de Baraya en el norte del Huila.

  • La acción contra el Grupo Armado Organizado, ELN, fue adelantada por tropas de la Novena Brigada del Ejército Nacional, Policía Huila, Fuerza Aérea Colombiana y Fiscalía General de la Nación.

Labores de inteligencia y seguimiento, sumado a la información suministrada por la Red de Participación Cívica, permitieron neutralizar una vez más los planes del ELN de incursionar su parte armada en el Huila. Las operaciones permanentes y sostenidas en el norte del Departamento arrojaron como resultado la captura de Adriana Lucia Calambas Marín y la incautación de importante material que contribuye a la neutralización de sus planes criminales.

Mediante labores de allanamiento, en poder de la mujer de 21 años de edad, fueron halladas dos pistolas calibre 9 milímetros, dos proveedores y 93 cartuchos para las mismas, dispositivos eléctricos, ocho colchonetas color verde y 817 mil pesos en efectivo, este último al parecer producto del recaudo de cobros extorsivos.

La mujer tras conocer sus derechos como capturada, fue trasladada a la ciudad de Neiva donde le fue iniciado proceso judicial por el delito de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, municiones y explosivos de uso privativo de las Fuerzas Militares.

Los dos menores de edad que se encontraban con la mujer al momento de la captura, fueron puestos a disposición de la autoridad de infancia y adolescencia.

Las operaciones se han intensificado en los 37 municipios del Huila. Ejército y Policía continúan articulando esfuerzos y capacidades para garantizar la seguridad y el bienestar de los habitantes del Huila.

La Novena Brigada hace un llamado a la comunidad a ser solidaria con su Fuerza Pública, informando oportunamente cualquier hecho sospechoso que pueda afectar el orden público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *