Son cerca de 800 vendedores informales en la capital del Huila, que, debido a la falta de oportunidades en el sector bancario, deben recurrir a los prestamos ‘gota a gota’, para enfrentar las dificultades económicas por las bajas ventas.  

Daniel Reapira, líderes vendedores informales, “el tema del gota a gota en el comercio formal ha estado siempre debido a la falta de oportunidades en la banca local, o con las entidades del gobierno porque es muy difícil acceder a créditos legales por decirlo así, además la cantidad de requisitos que exigen, muchos estamos reportados, no tienen con que sustentar las exigencias de los bancos”, indicó Daniel Reapira, vendedor ambulante.  

Los intereses de quienes prestan estos dineros, superan las tasas del 10, 20 y 30 por ciento diario, dinero que deben pagar en un plazo de dos meses, esto depende del monto.

Durante estos meses de pandemia, los vendedores ambulantes han sido uno de los sectores que más le ha tocado acudir a este tipo de créditos, como lo manifiestan ellos pues no les queda otra opción debido a que los bancos no les prestan por diferentes razones.

Es así, como hay personas que tienen hasta dos o tres créditos al mismo tiempo, además la facilidad de entrega del dinero de los tradicionales gota a gota es más sencilla que los de un banco.

 “Siempre nos toca recurrir a los gota a gota pues no tenemos ningún banco, ningún sitio, nada, que supla estas necesidades que nosotros tenemos”, manifestó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat