El extremo colombiano tuvo una brillante actuación en la final del certamen inglés, que se tuvo que definir luego de 120 minutos sin goles y 21 penales

Liverpool se consagró campeón de la Copa de la Liga 2021-22 tras vencer a Chelsea 11-10 en los cobros desde el punto penal. Luis Díaz fue titular y redondeó una gran presentación, consiguiendo su primer título con el conjunto ‘Red’ habiendo llegado hace apenas unas semanas. Tuvieron que cobrar los porteros, y fue el español Kepa quien falló el disparo decisivo.

El oriundo de Barancas, La Guajira, volvió a recibir la confianza del técnico, Jurgen Klopp, permitiéndole disputar su sexto encuentro con los ‘Reds’ —cuatro como titular— a poco de cumplir un mes desde su llegada a Inglaterra. Antes había tenido acción en la Premier League (3), en la FA Cup y en la ida de los octavos de final de la Champions League contra el Inter.

Además, ‘Lucho’ ingresó a los libros de historia, pues se convirtió en el quinto colombiano en disputar una final de la Copa de la Liga. Los otros representantes ‘Cafeteros’ habían sido Hamilton Ricard (Middlesbrough), David Ospina (Arsenal), Dávinson Sánchez (Tottenham) y Juan Guillermo Cuadrado (Chesea).

Arrancando como extremo por derecha, su posición preferida en el campo, Díaz participó activamente de las jugadas ofensivas del Liverpool. Los ‘Reds’ completaron su tridente con el egipcio Mohamed Salah y el senegalés Sadio Mané, así como ha ocurrido en los últimos compromisos. Luego de un gran desgaste, fue reemplazado en el tiempo extra por el belga Divock Origi (96’)

Este significó el noveno título para Liverpool en la Copa de la Liga, convirtiéndose en el equipo de Inglaterra que más veces ganó dicho trofeo tras superar al Manchester City, que se quedó con ocho coronas. En la cuenta personal, representó el octavo trofeo como profesional para Díaz: había levantado títulos en el Junior de Barranquilla (4) y en el Porto (3).

Así transcurrió el partido:

El primer tiempo se fue sin goles, sin embargo, ello no impidió que el trámite del encuentro estuviera lleno de oportunidades de gol para ambos equipos. Apenas transcurridos cinco minutos, Chelsea tuvo la primera chance por medio de Christian Pulisic, quien remató al arco tras un pase de César Azpilicueta desde el sector derecho.

Más adelante, sobre el minuto 30’, el arquero del Chelsea, Édouard Mendy, salvó un disparo a quemarropa de Mané, que intentó capitalizar un rebote. Transcurridos 44 minutos, Mason Mount tuvo lo que habría sido el primer tanto del encuentro para los ‘Blues’; no obstante, su disparo en el área grande salió levemente desviado por el palo de la mano izquierda.

La segunda mitad llegó con una nueva opción de oro para el Chelsea. En el 48’, Mount recibió un pase de Pulisic y, de frente al arco, impactó el balón hacia el costado izquierdo del portero. Parecía que la pelota entraba, sin embargo, esta impactó el palo y salió desviada. A partir de aquel instante, Liverpool empezó a reacionar y remontó la cancha a su favor.

Al 64’, Mohamed Salah dispuso de un ‘mano a mano’: el extremo intentó picarla, pero el defensor brasileño, Thiago Silva, alcanzó a despejar el balón. Tan solo unos minutos después, en el 67’, el VAR le anuló una anotación a los ‘Reds’ por fuera de lugar de Virgil van Dijk. El encargado de la próxima jugada de peligro sería Luis Díaz (75′), que también tuvo un uno contra uno ante Mendy, pero una vez más el guardameta senegalés le negó la chance

Pese a las modificaciones del entrenador, Luis Díaz se mantuvo en el campo durante los 90 minutos e incluso fue gran protagonista en más contraataques del conjunto ‘Red’. En los últimos minutos, el partido se hizo de ida y vuelta, con oportunidades para cada uno de los clubes, pero sin la efectividad necesaria para ‘romper’ el 0-0. Así, en tablas, llegó el tiempo extra.

En el minuto 96, Díaz fue sustituido y, en su reemplazo, ingresó Divock Origi. El desgaste del extremo colombiano fue evidente luego de que hizo una carrera por la banza izquierda. Cuando intentó rescatar el balón, se tropezó y dio una muestra de dolor por la zona del aductor. Un minuto después, el VAR le anuló un gol al Chelsea por fuera de juego de Romelu Lukaku.

De cara al tiempo extra, el cansancio fue notorio en ambos planteles, por lo que hubo menos opciones claras de gol. Chelsea lució con un poco más de reserva física, aunque nada pudo evitar que el título se definiera desde los cobros del punto penal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *