Los uniformados adscritos a la fuerza disponible quienes están encargados de la seguridad del búnker de la fiscalía, cuando realizaban labores de registro y control en la carrera 21 con calle 26 del Barrio Canaima sorprenden un menor, quien llevaba en su poder dos jabones que en su interior contenian aproximadamente 60 gramos de marihuana los cuales pretendía ingresalos a las instalaciones del búnker de la fiscalía ubicado en este sector.

El menor fue dejado a disposición del bienestar familiar con el fin de reestablecer sus derechos.

La Policía Nacional hace el llamado a la ciudadanía para que denuncie cualquier situación sospechosa que se presente en el sector informando a través de la línea de emergencia 123 o con la patrulla del cuadrante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat