El guerrillero estaba bajo el mando de alias Cabuyo y llegó a extorsionar a la población de los municipios de Campamento y Angostura

En el municipio de Guadalupe, Antioquia, este martes se presentaron enfrentamientos entre las tropas del Ejército Nacional y las disidencias de las Farc, específicamente el frente 36, en la vereda La Susana. El combate dejó un muerto y un herido, según las autoridades.

En la operación falleció el cuarto cabecilla del GAO residual 36, alias Diomedes, a quien se le acusa de extorsionar a la población de los municipios de Campamento y Angostura. El guerrillero estaba bajo el mando de alias Cabuyo, también conocido como Ricardo Ayala Orrego.

“Extorsionaba a los ganaderos, a los comerciantes, a los políticos y a los mineros del sector, expertos en explosivos, reclutador de menores de edad. Este bandido en una operación militar es neutralizado”, informó el general Juvenal Díaz, comandante de la Séptima División del Ejército. Si bien el cabecilla fue capturado con vida, alias Diomedes falleció mientras era trasladado a un centro asistencial.

La persona que resultó herida en el enfrentamiento sería, presuntamente, otro disidente del mismo GAO. A su vez, las Fuerzas Militares desarticularon una fábrica de explosivos. Entre los hallazgos, los militares destacaron 10 cilindros armados que estaban listos para atacar a la fuerza pública y la población civil; a su vez, había otros diez llenos para afectar las vías.

“Más de una tonelada de elementos para la fabricación de artefactos explosivos improvisados y explosivos con los que pensaba atacar a la fuerza pública en el sector y limitar la movilidad de los antioqueños durante la Semana Santa”, aseveró el comandante.

En el operativo, los soldados recuperaron a dos mujeres menores de edad, quienes serían parejas sentimentales del cabecilla dado de baja.

Cabe recordar que el GAO residual 36 tiene presencia en el norte de Antioquia y es señalado por las autoridades como el responsable de varios atentados contra la fuerza pública, extorsiones, homicios y otros delitos.

Capturaron proveedores de armas de las disidencias de las Farc en el suroccidente del país

La Fiscalía General de la Nación dio a conocer este martes la captura de dos sujetos: los hermanos Jaime y Dayson Andrago Tocapo, de nacionalidad ecuatoriana, en Santander de Quilichao, Cauca. De acuerdo con el ente acusador, los extranjeros serían los proveedores de armas, explosivos, munición y otros elementos de Perú y Ecuador para las disidencias de las extintas Farc que delinquen en el suroccidente del país.

Durante el procedimiento encontraron 100 detonadores eléctricos que, al parecer, iban a ser entregados a alias Cholinga o David, cabecilla del grupo armado Dagoberto Ramos Ortiz. Al parecer, ofrecieron dinero a los uniformados que realizaron los procedimientos para que los dejaran en libertad y no reportaran el hallazgo.

En la investigación se determinó que los sujetos, obtenían las armas, la munición de diferentes calibres y los explosivos; coordinaban el traslado a Colombia, y los vendían directamente a las estructuras Urías Rondón y Dagoberto Ramos.

“Registros fotográficos y fílmicos encontrados en los celulares de estos hombres dan cuenta de que habrían viajado en varias oportunidades a Cauca. Asimismo, permitieron conocer los valores en los que los vendían y las rutas usadas para ingresarlos clandestinamente al país”, se lee en el comunicado de la entidad.

Por lo anterior, ahora los ecuatorianos tendrán que enfrentar cargos por fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las Fuerzas Armadas o explosivo agravado; y cohecho por dar u ofrecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *