Una de las víctimas era una niña de tres años y otra era un adulto mayor. Los habitantes de tres veredas quedaron en inminente riesgo tras la avalancha.

Una grave tragedia se registró durante la madrugada de este sábado 21 de mayo en el resguardo indígena Honduras, ubicado en la vereda Agua Sucia del municipio de Morales (Cauca). Un pedazo de montaña se desprendió por cuenta de las fuertes lluvias de la temporada invernal, y la avalancha sepultó una vivienda mientras descansaban sus cuatro ocupantes, pertenecientes a la misma familia.

Cuando los vecinos intentaron levantar la tierra que los cubría, descubrieron que toda la familia había fallecido. Las víctimas son Cornelio Rivera Chocue (de 61 años), Paola Andrea Rivera Yande (de 25 años), Albeiro Zambrano Zambrano (de 30 años) y Alison Zambrano Rivera (de apenas 3 años).

“Adicionalmente a eso, el movimiento en masa logra generar una creciente sobre el río Ingüitó, que termina generando afectaciones aguas abajo por las veredas que en ese camino se encuentran”, aseguró Karol Ríos Sandoval, secretario de Gobierno de Morales. “Ahí queda Chirriadero, Agua Sucia y Medellín. Estas tres comunidades quedan afectadas por esta avalancha y por otros sitios que están también agrietados y que, de seguir el invierno, también se derrumbarían”, afirmó Lucy Aidé Troche Cruz, gobernadora del resguardo de Honduras.

Por cuenta de las familias que quedaron en estado de vulnerabilidad, hubo una reunión encabezada por William Muñoz, jefe de la oficina de Gestión de Riesgo del Cauca, el Cuerpo de Bomberos, la Defensa Civil y las autoridades tanto de Morales como del resguardo indígena. Allí acordaron que se desplazaría una brigada al sitio del desastre con todos estos organismos de socorro, más funcionarios de la IPS ESE Centro Uno y la IPS indígena CRIC. Este grupo llevará ayudas y calculará los daños causados.

“La idea con este recorrido es realizar un censo de las afectaciones que se pudieron causar como efectos de este desastre y, por otro lado, realizar una atención de emergencia. Para ello se ha dispuesto de algunas colchonetas, frazadas, alimentos que permitan la reubicación de estas familias de manera temporal. Adicionalmente a eso, hemos creado un puesto de mando unificado del cual hacen parte todos los integrantes del consejo municipal de gestión de riesgo, pero también nos apoyan las autoridades del resguardo quienes, en articulación, hemos venido atendiendo esta emergencia”, aseguró el secretario de Gobierno.

Troche afirmó que hay dificultades para acceder al sitio por las circunstancias de la emergencia misma. “Apenas estamos en camino porque es muy lejos el sitio para llegar allá y en este momento por cualquier lado está derrumbado, no se puede llegar allá en ningún medio, sino a pie”, confesó.

El jefe de la oficina de Gestión de Riesgo le aseguró a la gente de Morales que “como gobierno departamental, seguiremos articulando todas las acciones para poder prevenir la situación de riesgo que hoy se ha incrementado por esta fuerte temporada de lluvias”.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *