La mujer quien conducía una camioneta Toyota de alta Gama de placa CGO 425 en horas de la tarde intentó ingresar de manera sorpresiva al comando de la Policía metropolitana en la ciudad de Neiva, pero tras la reacción de uno de los guardias quien logró ponerse a salvo el vehiculo termino contra el muro de la entrada del comando.

Al sitio asistieron guardas de tránsito de la secretaría de movilidad para atender el caso, donde la mujer se tambaleaba en sus movimientos y contestaba de manera errática a las inquietudes de las autoridades y en todo momento solicitaba que las llaves de su vehículo le fueran devueltas para poderse retirar del lugar.

Los agentes de transito intentaron en siete oportunidades tomarle la prueba respectiva de alcoholemia, pero estas tras la poca colaboración de la mujer identificada como Mayeli Torres, no lograron consolidar una prueba fiable del grado de alcoholemia con el que conducía la mujer, por lo cual de acuerdo a la ley, los agentes de tránsito procedieron a imponer el parte por conducir en estado de alicoramiento. La infractora fue trasladada un centro asistencial para poder realizar una prueba fiable de su estado, entre tanto el vehículo fue inmovilizado.

De acuerdo a los agentes de tránsito que se encontraban en el lugar, la sanción que recibiría la mujer superaría los 35 millones de pesos, el vehículo podría ser inmovilizado durante ocho días si es primera vez que realiza este tipo de infracción y su licencia de conducción podría ser suspendida por 25 años.

Miembros de la policía metropolitana trasladaron a la mujer hasta un lugar seguro para que pudiera estar en compañía de sus familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat