En Berlín se produjo la manifestación más multitudinaria con fuertes repudios a Vladimir Putin. También hubo movilizaciones en otras capitales como Madrid, Londres, Roma y hasta en la propia Moscú

Con marchas donde se ondearon banderas azul y amarillo o simples caminatas callejeras, las manifestaciones de solidaridad con Ucrania y en contra de la invasión rusa se multiplican este domingo en todo el continente europeo.

Al menos 100.000 personas se manifestaron el domingo en Berlín, la capital alemana, en solidaridad con Ucrania, invadida por las tropas rusas, según la policía. Los organizadores de las manifestaciones estimaron en medio millón los participantes.

Los manifestantes, reunidos frente a la Puerta de Brandeburgo y el Reichstag, el edificio de la Cámara de Diputados, llevaban banderas con los colores amarillo y azul de la bandera ucraniana.

“Berlín a 670 km de la línea del frente”, “Stop the killer”, “No a la Tercera Guerra mundial” figuraban en las pancartas de los manifestantes que masivamente respondieron al llamado de la comunidad ucraniana residente en Alemania.

En Rusia, pese a la represión, también estallaron nuevas protestas en Moscú y otras ciudades contra la invasión, registrándose además nuevos arrestos.

Los manifestantes sostenían carteles y gritaban “¡No a la guerra!” en momentos en que el presidente Vladimir Putin ordenó colocar en alerta las fuerzas nucleares disuasivas, agravando las tensiones con Occidente y suscitando temores de una guerra nuclear.

Las protestas en Rusia comenzaron el jueves y han seguido todos los días subsiguientes, aun cuando la policía rusa ha reprimido los desórdenes con fuerza. Las protestas del domingo parecían ser más pequeñas que las del jueves, el día en que Rusia lanzó su invasión de Ucrania y cuando miles de personas marcharon en Moscú y San Petersburgo.

En San Petersburgo, donde un nutrido grupo de manifestantes se concentró en el centro de la ciudad, la policía tomaba uno tras otro y los metía en camionetas policiales, a pesar de que la protesta era pacífica.

Según el grupo de derechos humanos ruso OVD-Info, para el domingo en la tarde la policía había detenido a por lo menos 356 personas en 32 ciudades.

Las movilización también fueron registradas en España, donde miles de personas se manifestaron en varias ciudades para pedir a Rusia que pare la invasión de Ucrania.

Unas trescientas personas, según fuentes oficiales, se concentraron frente a la Embajada de Rusia en Madrid, convocadas por la ONG Movimiento por la Paz, entre cánticos como “Putin, fuera”, “No a la guerra” y “No a la invasión”.

Cerca de quinientas personas, según fuentes de la Guardia Urbana, en su mayoría ucranianos y bielorrusos, protestaron en Barcelona (noreste) contra de la guerra en Ucrania y la política prorrusa de Bielorrusia. Los manifestantes se concentraron en una céntrica plaza donde anoche hora local acampó un grupo de ucranianos y varios de ellos iniciaron una huelga de hambre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *