El Ministerio de Salud, destacó la buena capacidad de camas UCI que tiene Neiva y el descenso en el número de casos.

En los últimos días la ciudad ha registrado un descenso de casos positivos de COVID-19. De un promedio de 300 casos positivos diarios, la cifra ha bajado a 100, 80, y hasta 32 casos, que muestran un comportamiento descendiente y lento, de acuerdo con la Secretaría de Salud.

“El análisis que se hace en este momento del municipio, es que se acaba de pasar la meseta de un pico que le permitió estar con una incidencia alta de más o menos unas seis semanas, con una ocupación de las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), que llegó a un tope en algunas ocasiones de 89 hasta el 91%”, explicó Lina María Rivas Dussán, secretaria de Salud.

No obstante, tras este tipo, inició una disminución de casos, que para el Ministerio de Salud, representa el inicio de un periodo de meseta, que podría llevar más adelante a nuevos picos, como ha ocurrido en otras ciudades del país y del mundo.

El pico que vivimos entre octubre y mediados de noviembre, generó además un aumento en el índice de muertes por COVID-19, que reseñó en su visita a Neiva, el director General del DANE, Juan Daniel Oviedo Arango, que aunque sigue siendo inferior al promedio del país (2,81 en la actualidad, frente a 2,83), evidencia los estragos que dejó el nivel más crítico de la pandemia que hemos vivido.

“Lo que está diciendo el Director del DANE, es que Neiva está manejando una incidencia alta de muertes con relación al resto del país, porque el país ya paso por el pico y nosotros estamos apenas en un proceso decreciente, que estuvo por seis semanas, que ha dejado más de 400 personas hospitalizadas en Unidad de Cuidado Intensivo (UCI), por lo que tasa de mortalidad pues es la consecuencia propia de la enfermedad”, ratificó la funcionaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat