Un avance fundamental en la solución a la problemática vial en el sitio de Pericongo, en la carretera nacional que lleva al sur del Huila y a los departamentos de Caquetá y Putumayo, se logró este domingo.

El propio Gobernador encabezó directamente la supervisión de las obras, que permitirán recuperar la movilidad vehicular simultánea en los dos carriles de la vía, entre los municipios de Timaná y Altamira.

Los trabajos consistieron en la aplicación de concreto en un espacio del carril, de 26 metros de largo, que había sido afectado por un desprendimiento.

El concreto será sometido a pruebas y se verificará su resistencia, para luego proceder a la aplicación de asfalto.

«Estamos cumpliendo con la agenda con la cual nos comprometimos», señaló el Gobernador del Huila.

Agregó que «esta es una vía administrada todavía por Aliadas, esa empresa de ingrata recordación para los huilenses.
El calendario de trabajo organizado con el Ministerio de Transporte, la Agencia Nacional de Infraestructura y con el Instituto Nacional de Vías, da como resultado hoy la fundición de la placa de concreto, y ya recuperado este tablero estamos esperando hacia el 5 de octubre colocarle la placa asfáltica y aplicada poder dar doble vía».

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat