El Operativo se llevó a cabo por parte de miembros de la Policía de Carabineros en empresas dedicadas al transporte de encomiendas, encontrando en una caja de cartón de gran tamaño, mas de 1500 cajas de cigarrillos irregulares.

La incautación de los 30 mil cigarrillos de la marca Última, se llevó a cabo ante la ausencia de la documentación requerida para su comercialización o transporte legal en el territorio nacional (manifiestos de aduana de su importación, facturas de adquisición).

En más de $3 millones de pesos estaría avaluado el cargamento de contrabando incautado.

La mercancía incautada fué puesta a disposición de la oficina de Rentas Departamentales, ente quien finalmente determinará su situación legal.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat