Una menor de 11 años alcanzó a grabar en su teléfono celular las agresiones sexuales de las que, al parecer, estaba siendo víctima.

Hecho que se convirtió en pieza fundamental para que una fiscal delegada ante jueces penales de Pitalito (Huila) imputara a Humberto Narváez Ribera el delito de actos sexuales con menor de catorce años. 

Además, para que un juez con función de control de garantías acogiera la solicitud de la Fiscalía y  lo enviará a la cárcel.

Los hechos ocurrieron en una vereda de San Agustín (Huila), en el inmueble donde vivía la menor. El imputado, quien trabajaba en una finca del sector, se habría ganado la confianza de la familia por lo que pudo ingresar fácilmente a la casa donde estaba sola la niña para realizarle, al parecer, tocamientos indebidos. 

Esta situación, presuntamente  se habría presentado entre septiembre y diciembre de 2021, hasta que la niña logró grabar al agresor y mostrarle a sus padres lo sucedido.   

Unidades del CTI de Pitalito, en coordinación con Ejército Nacional, se desplazaron al municipio de San Agustín donde hicieron efectiva la orden de captura en contra de Narváez Ribera.  

El capturado no aceptó los cargos por el delito que le imputó la Fiscalía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *