Durante la sesión extraordinaria de este jueves, el tema de discusión entre los concejales fue la adición al presupuesto, de los 30.000 millones de pesos, productos del crédito autorizado por el Concejo de Neiva, para modernizar el alumbrado público.


Y es que a través del Decreto 0274 de 2019, el alcalde de Neiva Rodrigo Lara adicionó el dinero al presupuesto municipal, luego de celebrar un contrato de pignoración de rentas del impuesto de alumbrado público con el banco BBVA, quien ganó la licitación convocada, tras ofrecer mejores condiciones del préstamo.


No obstante dicha noticia no cayó bien en la corporación, sobre todo en algunos concejales quienes señalaron que el mandatario se extralimitó en sus funciones. La razón, es que el acuerdo municipal está demandado por el concejal Juan Carlos Ramón y el Tribunal Administrativo del Huila aún no se pronuncia al respecto. «El alcalde ya realizó los trámites de crédito con el banco BBVA, incluso ya adicionó esos recursos al presupuesto lo cual es una extralimitación de funciones, máxime cuando aún el Tribunal no ha fallado para saber si es legal o no», dijo el concejal Juan Carlos Ramón.


A estas palabras se suma una columna de opinión publicada por el periodista Alfonso Vélez Jaramillo, sacada a colación, donde se indica que el magistrado que estaba manejando el caso, se declaró impedido a última hora, tras señalar que un hijo suyo, fue contratado por la Alcaldía de Neiva, durante el estudio de la demanda. Esto despertó molestias y reacciones de concejales como Ovidio Serrato, quien anunció una nueva demanda contra este hecho; y de los concejales Juan Pablo Perdomo, y Carlos Sterling, éste último quien señaló que demandó penalmente a funcionarios de la Administración, que al parecer, habrían recibido dineros, para buscar la aprobación de este proyecto.


Sin embargo, otros señalaron que el mandatario debía actuar, antes de que los tiempos facultados por el Concejo, de tres meses, se cumplieran. «Entiendo que el acuerdo aún está en firme porque ningún juez lo ha tumbado, además el Tribunal tampoco ha emitido medidas cautelares que lo suspendan», indicó el concejal Diego Tello quien agregó que el Alcalde sólo ha adelantado los trámites a la espera de la decisión del Tribunal.
Lo cierto es que el plazo otorgado por la Alcaldía, vencía el pasado 19 de mayo, por lo que algunos sectores consideraron que el mandatario Rodrigo Lara, sólo se ajustó a los tiempos otorgados, a la espera que el fallo del Tribunal valide o no, su actuación.


Hay que señalar que este proyecto de alumbrado público, fue hundido en tres oportunidades antes de ser aprobado en el Concejo, y ha despertado la atención de los entes de control e incluso de la Fiscalía, que actualmente está investigando tanto a concejales como a funcionarios de la Administración.


Las sesiones extras en el Concejo de Neiva finalizarán este viernes, cuando los dos proyectos presentados por la Administración, sean estudiados en primer debate. No se descarta que el periodo sea ampliado por el mandatario local.


[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat