Un juzgado del circuito de Responsabilidad para Adolescentes de Neiva (Huila) sancionó con tres años de privación de la libertad en centro de atención especializado a un menor de 16 años, como responsable del delito de acceso carnal violento agravado, del que fueron víctimas sus propias hermanas de 8 y 10 años, en hechos ocurridos entre septiembre y octubre de 2018.

La Fiscalía General de la Nación logró demostrar que el adolescente, de entonces 14 años para la época de los hechos, vivía con su padre en el municipio huilense de Campoalegre y, cuando viajó a visitar a su madre y a sus hermanas menores de edad a Neiva (debido a que son padres separados), aprovechó los momentos a solas con las niñas para accederlas carnalmente bajo amenazas.

Luego de ponerse al descubierto la situación, el menor infractor en audiencia preparatoria aceptó haber violentado la integridad física y sexual de sus parientes. Sin embargo, tras proferirse el fallo en su contra este 21 de septiembre, la defensa apeló la decisión.

El joven permanecerá internado en un centro especializado hasta que el Tribunal Superior de Neiva resuelva el recurso.

Estos resultados responden a la estrategia de priorización de casos por delitos que atenten contra la integridad de niños, niñas y adolescentes, para garantizar la protección de sus derechos, así como el debido proceso a menores infractores, de acuerdo con los lineamientos trazados por el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat