Aunque el COVID-19 se convirtió en la una de las peores pandemias en el mundo, con costos y afectaciones enormes, situación de la que Neiva no es ajena, la capital del Huila enfrenta otras enfermedades que también concentran los esfuerzos administrativos y económicos, para evitar que se salgan del orden y generen peores efectos para los neivanos.
Se trata de tres epidemias: dengue, leishmaniasis y rabia, en las que la Administración municipal en Neiva, ha centrado sus esfuerzos para fortalecer las intervenciones para hacer frente a estas enfermedades, tanto en zona rural como urbana.

Lina Maria Rivas – Secretaria salud Neiva

Batalla contra el dengue
De acuerdo con Lina María Rivas Dussán, secretaria de Salud, el municipio recibió este año la epidemia por dengue, con un pico alto, situación que no es atípica, ya que se ha evidenciado en la región por más de 15 años. Para esta batalla de hacer frente a la enfermedad, se hacen controles al vector, fumigaciones y actividades educativas que permitan llegar a las diferentes poblaciones.
En lo corrido del año Neiva no ha tenido casos de fallecimiento por dengue grave, mientras que se han entregado 692 toldillos; se realizaron 4.713 fumigaciones en casas y se ha abarcado aproximadamente el 88% de las comunas con fumigaciones peridomiciliarias.
“Un llamado nuevamente y de manera reiterada a que la comunidad conozca que el vector se desarrolla desde la larva en todos esos focos que nosotros hemos venido mencionando que no debemos mantener en nuestra casa, como las albercas semillenas, llantas, floreros y todos los lugares donde se logre acumular agua. Las poblaciones más afectadas son los niños y adultos mayores”, puntualizó la funcionaria.

Rabia humana
En el mes de septiembre se conoció el caso de una joven que perdió la vida a causa de la mordedura de un gato que tenía rabia, y le transmitió la enfermedad, siendo ésta su causa de muerte. Frente a esto, se establecieron todas las alarmas como la alerta roja y la declaratoria de calamidad pública, con el fin de fortalecer las medidas y poder intervenir la Comuna 10 donde se presentó el hecho. Y es que esta enfermedad es atípica en el mundo y hace más de 30 años no se presentaba un caso en la región, por lo que resultó toda una sorpresa.
“Lamentablemente hace dos meses tuvimos un caso de rabia humana que nos colocó en epidemia y es importante explicar a la comunidad por qué un sólo caso de rabia humana genera epidemia, porque la rabia humana siempre tiene la condición de muerte de no ser diagnosticada y de no ser manejada a tiempo”, manifestó Rivas Dussán.
Es de resaltar que antes del caso de rabia, la Alcaldía ya estaba avanzando en las vacunaciones desde el mes de enero, sin embargo, se logró para septiembre – octubre, un importante abordaje del foco que estaba fuera de los cumplimientos del resto del país. En tres semanas la Comuna 10 ya tenía un aproximado de 7.000 perros y gatos inmunizados contra la rabia. Las labores continúan, a corte del mes de octubre ya se cuentan con 28.000 perros y gatos vacunados en zona urbana y rural, y esta semana se inició con el proceso de vacunación en personas, precisamente en la comuna 10, foco de la epidemia.

Control a la Leishmaniasis
La leishmaniasis también ha sido una enfermedad común que ataca el municipio, en consecuencia y con el fin de hacer control para evitar una propagación de forma indiscriminada se adelanta barridos de toma de muestras en sectores donde se ha evidenciado presencia del vector que transmite la leishmaniasis.
Durante el año en Neiva a causa de la leishmanisis falleció una persona, mientras que alrededor de 28 caninos han dado positivos para la enfermedad.
El seguimiento que realiza la Secretaría de Salud ha permitido llegar a los sectores, hacer pruebas masivas a los perros, brindar educación a los propietarios, mientras que los positivos son llevados al centro de zoonosis para hacer el respectivo procedimiento, ya que esta enfermedad no tiene cura.

Inconsciencia social, epidemia mayor
Finalmente, la secretaria de Salud afirmó que hay otra epidemia que afecta a la ciudad y que no tiene cura. “Es la no conciencia ciudadana. Neiva hecho las cosas bien, las decisiones que se han tomado no han sido en contra del Gobierno Nacional, hemos apoyado la activación de la economía y es una premisa clara de nuestro Alcalde, generar el apoyo y la continuidad de la apertura, sólo necesitamos que esa pandemia que nos viene afectando durante estos últimos tres meses que se llama falta de conciencia ciudadana, se acabe”. Estas acciones, señaló, son fundamentales para controlar la mayor pandemia, la del COVID-19 que ha generado más de 500 muertes, y más de 19.000 contagiados. Por esta razón recordó los cuatro pasos para cuidarnos entre todos: el distanciamiento social, no generar aglomeraciones, uso obligatorio de tapabocas y lavado frecuente de manos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat