‘Yenko Motors’, una propuesta de innovación de huilenses que generan empresa en la capital del país.

Luego de darle muchas vueltas y pasar por encima de algunos temores, ‘Yenko Motors’ surge por el amor y deseo de padre e hijo, de origen y raíces huilenses, sin embargo, la vida y la necesidad de oportunidades para abrirse el mercado; los obligó a radicarse desde hace varios años en la ciudad de Bogotá.

“Mi padre es electricista automotriz, yo soy Técnico Profesional Automotriz.  Juntos tenemos un taller que se especializa en la restauración eléctrica de vehículos antiguos y también brindamos soluciones eléctricas a cualquier vehículo” dice el joven.

Jhon Trujillo y Yenko Alexander Trujillo, se arriesgaron en medio de la pandemia a genera empresa, a que, a pesar de los temores, pudo más los deseos de tener un espacio propio para trabajar, y hoy su desempeño y eficiencia, hace que muchas personas del país, lo busquen para la reparación de sus vehículos.  

“Desde joven mi padre ha sentido fascinación por el Chevrolet Yenko Camaro, un auto antiguo. De ahí la idea del nombre de nuestro taller: Yenko Motors y por su puesto el nombre que ambos llevamos, que no es muy común”, expresa el joven emprendedor Yenko junior.

El proyecto de empresa tardo mucho en hacerse realidad, siempre había otras prioridades que obligaban a aplazaban la idea de tener un taller propio automotriz.

Y cuando por fin lograron sacar el tiempo, el dinero y el espacio, lamentablemente empezaron las cuarentenas debido a la pandemia del Covid19, y tuvieron que mantener cerrado durante 4 meses exactamente el taller; sin embargo, no perdieron la esperanza que todo aún iba a mejorar, y es por eso que aun así se mantienen con sus puertas abiertas.  

“Pese a la situación de pandemia que nos «cogió» por sorpresa, nos hemos mantenido y seguimos creciendo. Esa perseverancia es la que nos caracteriza como Huilenses, definitivamente esos esfuerzos constantes son propios de nuestra gente”, dijo John Trujillo.

Amor por los carros

Sin duda alguna, el trabajo más significativo de ‘Yenko Motors’ es la restauración eléctrica, más allá de la retribución económica, es la experiencia y la sensación de darle vida nuevamente a un automóvil clásico.

“Muchos de nuestros clientes piensan en su auto como » un hijo consentido» al que le dedican tiempo y dinero. Cuando nos visitan al taller están depositando su confianza en nuestro trabajo y la calidad que garantizamos. Es por este motivo que resulta para nosotros tan gratificante aportar nuestro conocimiento, esfuerzo y dedicación en cada trabajo para siempre tener clientes satisfechos”, afirma.

El tener clientes satisfechos es lo más significativo para Yenko Motors, pues esto les da un prestigio y un alto estatus el realizar trabajos sin errores, es por eso que comienzan a posicionarse en el mercado de una ciudad tan competitiva como Bogotá.

La satisfacción como profesionales y emprendedores, parte de sentir la recompensa de un buen trabajo realizado, hasta la sensación de orgullo.

El esfuerzo diario, la constancia y el cuidado hasta en los mínimos detalles hacen que aquellos que acuden a ellos, a buscar una solución que les permita salir satisfechos con sus autos.

Sueños a futuro

“Nuestra proyección cómo empresarios siempre ha sido hacer de ‘Yenko Motors’ algo más grande, convertirlo en un lugar con prestigio y renombre en el sector automotriz, En el mundo de la restauración mi padre se ha ganado un lugar reconocido por la calidad de su trabajo a lo largo de 30 años de trayectoria” dice con emoción el joven.

En este momento la meta es que el nombre de ‘Yenko Motors’ tenga un mayor reconocimiento, “buscamos posicionar nuestra marca, que continúe siendo un establecimiento en el que los clientes pueden confiar, en donde encuentran calidad y un buen servicio, siendo todo esto lo que nos caracteriza como huilenses”, puntualiza.

Ahora, esas grandes ideas de restauración de vehículos antiguos que se ven en televisión, pueden hacerse realidad, y de la mano de dos huilenses que decidieron apostarle a generar empresa en medio de la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat