El 99% de las empresas de transporte escolar en el Huila viven una difícil situación en medio de la pandemia.

Los empresarios fijan la esperanza que con la alternancia educativa el panorama mejore para el gremio.

Un total de 2000 vehículos dedicados al transporte especial escolar en el Huila desde marzo del 2020 reposan en parqueaderos, esto a raíz de la pandemia.

Otros han quebrado, y muchos tuvieron que entregar sus vehículos a las entidades financieras, porque no pudieron cancelar las cuotas del crédito con el que adquirieron los vehículos.

Este es el panorama que dibujó Víctor Soto líder del sector en la región.

“En este momento yo diría que estamos llegando de un 80% de las empresas que están llegando a la quiebre, y más que eso los transportadores porque es difícil estar parados durante más de 10 meses”.

El gremio movilizaba cerca de 60 mil estudiantes durante el año académico.

Hoy fijan la esperanza en que las clases presenciales se reanuden, pues las pérdidas generadas durante lo corrido de la pandemia en esta región son de cerca de 20 mil millones de pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat