Rechazo y conmoción ha generado el feminicidio de Liliana Ortiz Ramírez en en el Caquetá, a manos de su ex pareja sentimental quien la asesinó con un machete y luego intentó quitarse la vida.

El feminicidio sigue siendo el delito más común y violento que cobra vidas de mujeres inocentes en el sur de Colombia a diario.                              

Liliana Ortiz Ramírez, una joven caqueteña de 32 años es la nueva víctima de este pavoroso e imparable fenómeno que no da tregua, ocurrió el pasado martes 26 de enero, en Cartagena del Chairá departamento del Caquetá.

La mujer fue atacada por su ex compañero sentimental con un arma blanca tipo machete, las heridas que le causó, le provocaron la muerte.

El coronel Oscar Lamprea comandante Policía del Caquetá entregó el reporte de lo sucedido.

“Encontramos una escena donde desafortunamente encontramos una mujer sin signos vitales había sido agredida con un arma corto contundente con graves heridas que le ocasionaron la muerte”, dijo el uniformado.

La organización de Mujeres Yapuranas de Cartagena del Chairá, publicó una sentida carta en memoria de la mujer asesinada y pidió una actuación urgente de las autoridades para proteger a las mujeres y para que no se sigan repitiendo este tipo de hechos violentos.

Angie Vargas, representante del movimiento; “el año pasado fueron cuatro los feminicidios en el Caquetá, este año ya es uno y lo que preocupa es que está afectando sobre todo a la zona rural. Nos preocupa porque no hay garantías por parte de las autoridades para nuestras mujeres”.

Para la diputada Yenny Chilatra, defensora de las mujeres caqueteñas, lo sucedido es un claro feminicidio y así debe ser abordado por las autoridades judiciales.

 “Desde la Asamblea del Caquetá exigimos a las instituciones competentes la implementación de la ley 1257 para prevenir, acompañar, denunciar y judicializar las violencias basadas en género”, expresó la diputada.

El Presunto asesino de mujer permanece con pronóstico reservado en la clínica Mediláser de Florencia.

“El hombre se ocasionó una herida en el cuello, también está en un estado crítico, fue trasladado a la ciudad de Florencia y se encuentra en observación. Ya se realizó su respectiva judicialización y se adelantan las investigaciones para esclarecer los móviles del hecho”, informó el coronel Oscar Lamprea comandante Policía Caquetá

Hoy Liliana Ortiz Ramírez, se convierte en la primera víctima de feminicidio del 2021 en el Caquetá.

Mientras tanto, las cifras oficiales revelan la violencia que padecen las mujeres de este departamento.

Según las autoridades en el año 2020 se reportaron más de 800 casos de violencia de género, hacia niñas, adolescentes y mujeres; siendo la violencia sexual y física las que reportaron el mayor porcentaje de los casos en esta zona del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat