A través de un comunicado, el Estado Mayor de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia también criticaron al Gobierno del presidente saliente, Iván Duque, y su política de seguridad.

A través de un panfleto, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia —AGC— anunciaron el cese del plan pistola que en lo corrido de 2022 ha cobrado la vida de aproximadamente 38 integrantes de la fuerza pública.

A través de un comunicado de seis puntos, el estado mayor de este grupo armado ilegal manifestó que “como muestra de buena voluntad, hemos dado orden a nuestras tropas y grupos especiales para detener cualquier operación militar ofensiva en contra de las fuerzas de seguridad del gobierno”.

A su vez, se despacharon no solo contra el presidente saliente, Iván Duque, sino con el actual ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, indicando que no es cierto que el Clan del Golfo hubiera decretado un paro armado en el país. “Como tantas cosas de este gobierno mentiroso y cínico, eso es completamente falso”.

De paso, justificaron el asesinato masivo de integrantes de la fuerza pública manifestando que se trata de una protesta contra “los abusos que se vienen cometiendo contra nuestras comunidades, nuestras familias y nuestros combatientes”, y detallaron que estos casos se componen desde operaciones aéreas, ejecuciones extrajudiciales y ‘falsos positivos’, refiriéndose a los tres jóvenes que fueron asesinados por uniformados y presentados después como integrantes del Clan del Golfo.

Respecto del paro armado que estaría planeando esta estructura ilegal en Bolívar, Sucre, Antioquia y Córdoba, las AGC expresaron que “han de estar muy desesperados Duque y sus funcionarios ante la falta de resultados en materia de seguridad, para darles credibilidad a estos rumores sin fundamento”.

El pasado 28 de julio, el ministro de Defensa actual advirtió de otro posible paro armado en las zonas del país ya mencionadas indicando además que con esto la estructura busca “posicionarse políticamente”.

“La instrucción del presidente Duque es clara de mantener la ofensiva en contra del Clan del Golfo y el ELN, por ello, estuvimos determinando las acciones adicionales a los dispositivos desplegados, en especial contra alias ‘Siopas’, ‘Chiquito Malo’ y ‘Gonzalito’, principales cabecillas de esos reductos”, apuntó Molano Aponte.

Además, había anunciado un dispositivo especial por parte de la fuerza pública para prevenir acciones relacionadas con la obstrucción de vías y el impedimento de la actividad comercial, especialmente en los departamentos donde se haría el supuesto paro armado. Este se conforma de 800 uniformados que no solo se han encargado de la protección a la ciudadanía, sino también de las estaciones de policía y otras instalaciones de la institución.

Finalmente, cabe indicar que en su comunicado, las Autodefensas Gaitanistas señalaron que estarán al pendiente de “cómo evolucionen los acontecimientos en el país”, lo cual haría también referencia a lo que ocurra después de la posesión del presidente electo, Gustavo Petro, y las intenciones de buscar una salida a la lucha armada mediante el acogimiento a la justicia, como lo indicó el miércoles 3 de agosto Álvaro Leyva, canciller designado.

Al respecto, indicó sobre este grupo armado que “¿Estamos en sometimiento o en acogimiento? Una sutileza, porque en los acuerdos de La Habana se habla de acogimiento (…) Puede haber beneficios, y si hay relación, hay rutas, implica que hay una posibilidad de sanciones en atención a lo que puedan aportar a la paz total, así vayan a ser objeto de normas penales”, y habló de “abrir puertas y no cerrarlas”, en referencia a los diálogos que se puedan establecer con estos grupos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.