Es el testimonio del líder social, William Hernando  Calderón Vargas, el hombre que logró salvarse de la muerte después de adquirir covid 19, que le ocasionó una neumonía severa que le provocó una serie de infartos que lo tuvieron 28 días en la Uci del Hospital Universitario Hernando Moncaleano en Neiva. Según él, antes de esto, su estado de salud, era perfecto.

William Calderón, oriundo del municipio de Gigante en el Huila, periodista y psicólogo social, luchador constante de los Derechos Humanos, Coordinador de Rede paz en Sucre y Huila, Jamás pensó que el virus COVID 19, lo atacaría con fiereza a él y a la mayoría de su grupo familiar; Su esposa, la abuela y él, resultaron infectados, todo un grupo familiar quedó dependiendo de su hija menor, quien para él fue su ángel de la Guarda.

62 días en el Hospital.

William recuerda, como el 2 de octubre llegó a las puertas del Hospital Universitario con problemas de respiración que le ocasionaron un infarto en la entrada del centro asistencial, que le desencadenarían estar 62 días en el Hospital, de los cuales 28 los vivió en la UCI. Su esposa Rut también resulto infectada, pero su tratamiento con observancia de personal de la secretaría de salud del Huila logró recuperarse en la casa. “Tuvimos una rigurosidad muy disciplinada en la casa y aun así nos dio, tanto a mi esposa que afortunadamente no tuvo que venir a la UCI , sino que la atendió el hospital también, la secretaría de salud en la casa donde se recuperó y especialmente mi esposa y mi hija menor, ángeles de la guarda que me cuidaron 24 horas durante 62 días” Narró William.

28 días entubado con los tratamientos de rigor, sin poder ver a la familia y con todo un drama familiar de todos enfermos y sin recursos económicos; entre tanto en la UCI, en su lucha, los médicos luchaban por recuperarlo, pero los pronósticos eran desalentadores. William recordó como su hija le salvó en dos oportunidades la vida cuando los médicos sin esperanzas, pretendieron desconectarle. “ella fue la que me salvo la vida dos veces, me iban a desconectar porque no daba muestras de aliento y ella se opuso, pidió celular, hablo conmigo, los médicos fueron condescendientes, moví un musculo de la cara y después la entraron y me habló al oído y moví un poco la cabeza y los médicos dijeron, esto hay que trabajarlo y no me desconectaron, estoy vivo gracias a mi ángel de la guarda”.

La Neumonía provocada por el Covid, le llevaron a tener tres pre infartos, uno en la puerta del hospital, otro en urgencias y el otro en la UCI, donde se encontraba entubado. De acuerdo a los médicos la Neumonía viral le provocó un derrame pleural que por poco lo lleva a la muerte. “Los primeros días que me subieron a piso, obviamente por la cantidad de medicina y cosas tenía como una duplicidad mental, era como dos William, la voz la había perdido, me pusieron fisioterapeuta del lenguaje, hablaba monosílabos…que pensaba yo¡ Estoy vivo, estoy vivo que es lo importante, mientras yo estaba allí en el quinto piso en recuperación, aquí en el tercero en la UCI, murieron varios amigos y compañeros, eso era dramático, pero me daba más fuerza para decir no sé, algo Dios tiene, que me restableció”. Dijo William.

¿Dónde cree que se infectó?

Yo creo que me infecte el Día Nacional de los Derechos Humanos, el 9 de septiembre, que sembramos la ceiba de la esperanza, allá en el barrio Falla Bernal y pues llego gente y haciendo cuentas, sí, la incubación nos llegó ahí, hacia final de mes.

Cuidensen por favor

William Calderón no se cansa de dar gracias a Dios y a los profesionales del Hospital Universitario, quienes no se rindieron y como dicen ellos el caso de William “es un milagro”.

Con 20 kilos menos, pero con su cuerpo en buen estado retorna a su hogar, solo quiere dejar un mensaje.” Miren , es la mayor mortandad en los últimos 200 años y la ha promovido este sars, este nuevo coronavirus, por favor, si aman la familia, si aman la vida, hay que guardarse, incluso en las reuniones familiares, esta navidad la invitación tiene que ser a cuidarnos, mucha gente se ha contagiado en reuniones familiares, entonces a tener un rigor muy estricto, esta es una pandemia mortal, mortal y brutal, yo puedo dar testimonio de eso, de lo que significa, todas las implicaciones, incluso económicas, porque desde la UCI piden que esto, que lo otro y no se le puede decir, no, espere vamos a conseguir la plata, entonces desde ese sentido hay que decirle al pueblo neivano, al pueblo huilense, al pueblo colombiano, “Por favor , estamos ante una de las mayores amenazas que ha tenido la humanidad en su historia, cuidémonos, amémonos”.

En video – La entrevista con William Calderón

¿Esto le ha sacado muchas lágrimas?

Muchas, muchas lágrimas, unas de terror, pero finalmente como en este momento, de felicidad y con mucho agradecimiento con muchísima gente y con mi Dios ¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat