El caso tuvo una respuesta rápida después de que la víctima, una joven menor de edad, denunciara a través de sus redes sociales la violencia sexual que vivió en la estación La Castellana

Este domingo 6 de noviembre, un juez de control de garantías ordenó medida de aseguramiento en centro carcelario a Juan Pablo González, el presunto abusador sexual de una menor de 17 años en TransMilenio. La noticia la dio a conocer la Fiscalía General de la Nación, que tiene como material probatorio “el retrato hablado elaborado con base en testigos” y los “seguimientos de las cámaras de video” del sistema de transporte de Bogotá.

De acuerdo con un comunicado de prensa, gracias a la Seccional Bogotá de la Fiscalía, se “logró que un juez de control de garantías de Bogotá ordenará medida de aseguramiento en centro carcelario” contra el señalado por abuso sexual. El pasado 5 de noviembre González fue capturado por las autoridades y de acuerdo con un vocero de la Policía Nacional, el sujeto ya había sido arrestado el pasado 21 de octubre por realizar actos obscenos en la localidad de Usaquén.

“Fue capturado por la Policía a raíz de unos hechos de injuria por vías de hecho, básicamente una conducta que desarrolló en la localidad de Usaquén”, informó el vocero. De acuerdo con el diario El Tiempo, González habría tocado sus genitales en público y acosado a otras personas.

Al respecto, la alcaldesa Claudia López manifestó que gracias a la Policía Metropolitana de Bogotá (Mebog) se logró la captura. “Se procederá a su judicialización. En Bogotá trabajamos sin descanso y en coordinación por la seguridad de todos”, escribió la mandataria local y comentó que “a las mujeres se les respeta. Las cuidaremos y las haremos respetar #NiUnaMas”.

El caso de Hilary Castro

El caso tuvo una respuesta rápida después de que la víctima, Hilary Castro, denunciara a través de sus redes sociales la violencia sexual que vivió en la estación La Castellana en la noche del 31 de octubre. Con la viralización de su experiencia, hubo varias manifestaciones mostrando su indignación ante la revictimización que la menor de edad también señaló.

“Iba en una ruta B12 y me bajé en estación de La Castellana. Vi que un señor se bajó en la misma estación y empezó a mirar para todos los lados; procede a sacar algo de la maleta”, relató la menor de edad. Ella empezó a caminar más rápido, pero no encontró ninguna autoridad que pudiera ayudarla. Hilary Castro le entregó todo lo que tenía después de que la amenazara con un cuchillo.

“Me llevó hasta detrás de la estación, procedió a bajarse los pantalones y me obligó” a hacerle actos sexuales.

La situación no pasó desapercibida por dos jóvenes que pasaban por la zona y que terminaron brindándole su apoyo. La víctima intentó denunciar lo sucedido, pero no recibió la atención en la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la 38 y tampoco en la sede de Ricaurte. También llamó a la línea de TransMilenio, pero no estaba habilitada.

Si bien la Secretaría de la Mujer atendió a Castro, eso solo sucedió después de que ella denunciara su caso y se hiciera viral en redes sociales. Asimismo, la víctima se quejó en su cuenta de Instagram, pues la captura de su presunto abusador la conoció primero por los noticieros que por las mismas autoridades: “Las últimas personas en enterarse fuimos mi familia y yo”.

Ni la Policía Nacional o la Fiscalía se contactaron con la menor. “Cómo se nota que lo que quieren es un ‘boom’, una noticia, generar ese impacto de que sí están haciendo algo y limpiar el nombre de la Policía”, agregó.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *