El presidente de Colombia se hizo noticia al tomar posición en el caso del asesinato, que habría sido perpetrado por exmilitares.

En la noche de este miércoles 21 de septiembre, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas que reúne a líderes de todo el mundo en Nueva York, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, reveló que pidió perdón en calidad de mandatario a la República de Haití por el caso del magnicidio de Jovenel Moïse, ocurrido en julio de 2021.

“Hoy le pedí perdón a Haití por el asesinato de su presidente cometido por mercenarios colombianos”, reveló el mandatario a través de su cuenta de Twitter.

De esta forma, Petro tomó una postura como presidente con respecto al crimen de Moïse, por el cual es acusado un grupo de militares retirados del Ejército Nacional de Colombia, ya recluidos en ese país mientras esperan su juicio. Esto no representa un giro absoluto en la postura del Ejecutivo sobre el magnicidio de Moïse. Iván Duque, el antecesor de Petro y quien era mandatario de Colombia cuando ocurrió el crimen, dijo tener motivos para creer que todos los implicados tuvieron responsabilidad.

De acuerdo con varios medios nacionales, el jefe de Estado admitió que, más allá de los supuestos engaños con los que fueron atraídos a trabajar en Haití, o del nivel de conocimiento que tenían de la misión, todos participaron en el plan para matar a Moïse. Después de todo, entre los mercenarios existe un grupo pequeño que siempre supo cuál era el verdadero objetivo del viaje.

No obstante, el gesto de perdón oficial de Petro sí podría verse como un reproche a Duque: desde cuando se dio el magnicidio de Moïse, el entonces senador y líder de la oposición fue uno de los que acusó al entonces presidente de haberse reunido con el ciudadano venezolano Antonio ‘Tony’ Intriago, quien es señalado de haber contratado a los mercenarios que habrían ejecutado el crimen.

“Si esta foto es cierta, Duque sí se reunió con Tony Intriago, el venezolano que contrató a los mercenarios colombianos para asesinar al presidente de Haití y que además organizó el concierto de Cúcuta contra el gobierno de Venezuela. Buenos muchachos en malas compañías”, publicó Petro en julio de 2021, junto con una fotografía en la que aparecen ambos.

El escándalo suscitado por la presunta relación entre Duque e Intriago hizo que la Presidencia de la República emitiera un comunicado para aclarar que, si bien la fotografía era real, fue tomada en el marco de un evento público que tuvo lugar en Miami en febrero de 2018, cuando Duque apenas era candidato presidencial.
En la misiva anotan que más de 1.200 personas acudieron a ese lugar para su actividad de campaña; “en el acercamiento propio de un evento público de campaña, el entonces candidato accedió a saludar y tomarse fotografías con algunos de los asistentes”.

Cabe recordar que, por el caso de Moïse, el presidente tiene un proceso judicial en curso por presunta injuria, ya que vinculó al empresario cubano Alfred Santamaria con Intriago. Esto causó que Santamaría llevara el caso ante la justicia colombiana y lo acusara junto a otros de sus coequiperos por los delitos de injuria y calumnia.

“No, definitivamente eso es una injuria y calumnia. No tengo ningún tipo de relación comercial con Antonio Intriago y cero asociación con el magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moïse
. Realmente, es algo que me ha dolido mucho. Lo hacen con el deseo de hacerme daño y hacerle daño al presidente Duque y a Uribe”, dijo al respecto Santamaría a la emisora Blu Radio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.