Healing the Children en Neiva

Durante el primer día de la jornada,  niños provenientes de diferentes municipios del Huila y varios departamento del sur de Colombia, fueron valorados por el equipo médico que hace parte de la jornada de salud número 26 Healing the Children.

Las valoraciones que se extendieron hasta altas horas de la noche, cumplieron con su finalidad de examinar a todos y cada uno de los niños que se presentaron en compañía de sus padres. Luego de ello,  se seleccionaron a los pequeños que se encontraban aptos para cirugía, un total aproximado entre 180 y 200, dependiendo de la complejidad de las intervenciones.

“Todos trabajaron de una forma muy efectiva, se alcanzaron a revisar más de 1.500 niños y se seleccionaron aproximadamente 200 casos. Al igual que siempre contamos en su mayoría pacientes con microtias, entre otras deformidades del pabellón auricular, labio fisurado, paladar hendido, en ortopedia encontramos muchos niños con displasia de cadera, pie equino varo, pie equino valgo, entre otros» Manifestó  Juan Pablo Liévano Gutiérrez, Coordinador local de la jornada.

Importantes Aliados

A lo largo de estos 26 años de labor ininterrumpida, son muchas las empresas que se vinculan con esta noble causa, de devolverles la sonrisa a niños y niñas de escasos recursos.

En esta oportunidad la Fundación El Cielo, del empresario y chef colombiano Juan Manuel Barrientos, se unió a la campaña con la preparación de los alimentos para el post operatorio de los pequeños.

“La Fundación El Cielo se ha vinculado con la alimentación de los chiquitos operados en la jornada, la idea es enseñarle también a las mamás cómo serán los cuidados de ahora en adelante, para que los resultados de las cirugías sean exitosos”, puntualizó  Carolina Ospina, Directora de Mercadeo de la Fundación El Cielo

Aunque es la primera vez apoyando la campaña en el Huila, la fundación si había trabajado con jornadas similares en Medellín.

“Nosotros vinimos porque queríamos darle un plus en la comida de los niños que son intervenidos, todo el mundo sabe que es muy difícil que los pequeños ingieran alimentos que no sea el de la mamá, entonces lo que intentamos es concentrar los al máximo, cocinarlo en sus propios almíbares. Con los más pequeños lo que hacemos es cocinar la fruta para que concentre sus propios almíbares y después los con bajo porcentaje de agua, para que quede muy ligera y la puedan consumir”, agregó Michael Díaz,  Jefe de Cocina Restaurante el Cielo.

Esta participación de la Fundación El Cielo, brindó además capacitación a las madres sobre los alimentos que deben consumir sus hijos para que tengan una buena recuperación y las formas adecuadas de ofrecerlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial

Siguenos en nuestras cuentas