El sueño de los habitantes que viven en zonas aleñadas a la vía que conduce a la vereda Balsillas, fue perturbado por una conflagración de cobertura vegetal que alcanzó grandes proporciones.

Debido al lugar y la zona donde se presentó el incendió, el personal de emergencia tuvo percances, pero logró su objetivo. “Había dificultades para extinguir el fuego por lo escabroso que era el terreno. Fue así como sólo las unidades pudieron llevar a cabo acciones manuales, y por supuesto, tratar de darle longitud a los elementos para subir las mangueras, ya que los carros no podían circular por las condiciones del terreno”, manifestó la secretaria de Gestión del Riesgo, Amelia Monroy.

Según el parte bomberil, las llamas alcanzaron gran magnitud y solo hasta después de las 4 de la tarde, las unidades que estaban en el sitio manifestaron control de la conflagración y sobre las 6:40 de la tarde, la cartera de Gestión del Riesgo confirmó que gran parte del incendio se había logrado extinguir, eliminando así, el peligro para los habitantes de la zona.

Frente a la gravedad de la emergencia, la secretaria de Gestión del Riesgo informó que “dejó unas implicaciones graves ambientalmente, con 7.8 hectáreas afectadas, al igual que perjudicó nacederos de agua. Es un hecho que presuntamente, según las investigaciones, se da por manos criminales que iniciaron el fuego”.

Desde la Administración Municipal se le recuerda a la ciudadanía que existen canales de atención a los que se puede comunicar para reportar cualquier emergencia, al igual que denunciar a quienes atenten con el medio ambiente. 

El Cuerpo de Bomberos Oficiales de Neiva tiene dispone de la línea de atención 119, la Defensa Civil de la línea 144, la Policía Nacional de las líneas 123/156 y la Cruz Roja Colombiana de la línea 132.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *