Una líder política hacía parte de una banda delincuencial en Neiva, señalada de secuestrar, torturar y asesinar a un taxista.

Luz Albeniz Espitia reconocida líder en la capital del Huila era la compañera sentimental del jefe de la banda denominada “Los Pacíficos”, conformada por 11 personas que delinquían desde el Huila, Caquetá y Putumayo.

Los procesados son señalados como responsables del secuestro, tortura y posterior asesinato del taxista neivano Jaime Bautista quien había desaparecido desde el pasado 14 de septiembre, y por quien pedían la suma de 450 millones de pesos por su liberación.

La Fiscalía General de la Nación, a través de un despacho especializado delegado ante el Gaula de la Seccional Huila, imputó cargos a 11 personas que, al parecer, tendrían relación con el secuestro y muerte violenta del taxista Jaime Bautista Charry, quien fue secuestrado el 8 de septiembre pasado.

Según las labores de la policía judicial los implicados, al parecer, estructuraron un plan para secuestrar, por razones económicas, a la víctima, quien además de taxista era prestamista. 

Dentro de las hipótesis manejadas por el ente acusador, se encuentra el hecho de que el crimen estaría relacionado con una deuda millonaria que tenía Domingo Vásquez Muñoz, uno de los procesados con la víctima mortal, y para evitar pagarle el dinero decidió acabar con su vida. Para esto se habría dado la complicidad con el grupo de delincuencia organizada denominado “Los Pacíficos”.  

Los delitos imputados a los implicados, según sus responsabilidades individuales, fueron homicidio, concierto para delinquir, secuestro extorsivo, fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego (todos agravados), conductas todas estas agravadas que ninguno aceptó. 

Los hechos 

La víctima, al parecer, recogió en su taxi una pareja en el sector del terminal de trasportes de la ciudad. Luego de indicarle hacia donde debía llevarlos el conductor habría sido amenazado con un arma traumática y un objeto corto contundente. De inmediato fue llevado a un sector del norte de Neiva donde fue recibido por otro grupo de personas quienes debían llevarlo al sitio donde permanecería en cautiverio.

El lugar determinado previamente fue ubicado en el corregimiento de Fortalecillas, zona boscosa de la vereda Busiraco del municipio de Aipe. Tiempo más tarde, el taxi fue abandonado en zona rural del municipio huilense de Yaguara para desviar la investigación. 

Se hicieron pasar por GAOr

La hermana y madre de la víctima recibieron algunas de las llamadas extorsivas a través de las cuales los captores, supuestamente, se hacían pasar por integrantes de la columna Dagoberto Ramos de las disidencias de las Farc, quienes mediante intimidaciones y amenazas llegaron a exigirles hasta 400 millones de pesos a cambio de devolver a la víctima del plagio, sana y salva a su hogar. A pesar de estos los plagiarios nunca suministraron pruebas de supervivencia de la víctima. 

Las llamadas las hacían desde diferentes teléfonos cambiando de manera constante tarjetas sim card y equipos, y así evitar ser rastreados por las autoridades.  

Las labores investigativas permitieron determinar que Henry Bonilla Mendoza, alias ‘El Indio’, presunto cabecilla de la organización, habría sido quien ordenó el homicidio de Bautista Charry, hecho este que se habría concretado al quinto día de cautiverio en la vereda donde permanecían.

Bautista Charry fue ejecutando con armas blancas tras recibir varias heridas de gravedad en su cuerpo y cuello. Su cuerpo fue enterrado atado de manos en el mismo lugar donde permaneció privado de la libertad.

El miércoles 18 de noviembre el cuerpo sin vida del taxista fue recuperado gracias a la información suministrada por una fuente humana quien indicó con precisión el lugar donde había sido sepultado. 

En las últimas horas, la Fiscalía logró siete medidas de aseguramiento privativas de la libertad en centro carcelario y tres más domiciliarias contra los procesados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat