La Procuraduría General de la Nación formuló cargos al alcalde de Pitalito, Huila, Edgar Muñoz Torres (2020-2023), porque, al parecer, omitió garantizar la prestación del servicio de alimentación escolar desde el inicio de clases, es decir, a partir del 24 de enero de 2022, toda vez que la misma solo se materializó hasta el 28 de marzo de 2022.

Al parecer, durante nueve semanas lectivas se habría afectado a una población estudiantil conformada por 11.546 niños, niñas y adolescentes inscritos en matrícula oficial, a quienes no se les habría permitido el acceso integral al derecho a la educación como lo ordena el Gobierno Nacional.

En el auto, la Procuraduría señaló que no obstante se suscribió el respectivo proceso contractual para la prestación del Programa de Alimentación Escolar (PAE), el mismo no tuvo los efectos esperados, dado que el servicio con ración preparada en sitio, en las 80 sedes de las instituciones educativas, resultó tardío.

El Ministerio Público recalcó que los entes territoriales tienen el deber de adelantar los trámites para comprometer vigencias futuras cuando haya lugar, con el fin de asegurar la continuidad y la progresividad de la alimentación escolar en busca de generar el más óptimo desarrollo intelectual de los niños y las niñas del país.

El ente de control precisó que como alcalde, Muñoz Torres tenía la función de cumplir los decretos que expidiera el Gobierno Nacional “con el fin de lograr la prestación de los servicios que se le encomendaran de manera eficiente y eficaz, en procura de salvaguardar el interés general y cumplir de esta manera con los fines esenciales del Estado”.

La supuesta conducta del investigado fue calificada provisionalmente por la Procuraduría Provincial de Instrucción de Garzón como grave a título de culpa gravísima.

Los sujetos procesales podrán presentar descargos y/o solicitar o aportar las pruebas que consideren necesarias para la defensa durante la etapa de juzgamiento.

¿Que dice el alcalde?

El alcalde de Pitalito, sorprendido con  la decisión de la procuraduría señaló que hay muchos vacíos que la entidad no tuvo en cuenta y desconoce las causas que provocaron el el retraso del Plan de Alimentación Escolar PAE, afectando a 11.546 niños en especial a los residentes en las áreas rurales.

“Lo que no manifiesta la procuraduría, o desconoce lo que realmente sucedió, se hizo necesario correr el cronograma porque en el municipio de Pitalito tomamos la decisión, salvaguardando los recursos, ara realizar la compra en “Colombia, Compra Eficiente”, con la bolsa mercantil comprar en la bolsa, es garantizar con calidad, precio y cumplimiento el suministro del PAE, la procuraduría no estimula, ni aplaude este trámite administrativo que hacemos, se hizo para garantizar la correcta ejecución de los recursos, además, lo que la procuraduría no menciona es que se ejecutó el 100% de los recursos, en el presente año hicimos un esfuerzo administrativo y no solamente logramos ampliar un poco la cobertura sino que además dejamos garantizado el suministro de la alimentación escolar hasta el mes de marzo del 2024, como lo sugirió en su momento la Contraloría General de la República y desafortunadamente los trámites ante la bolsa retrasaron el suministro”, señaló Muñoz Torres.

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *