Continúan los escándalos por irregularidades en las vacunaciones en Latinoamérica.

En Brasil se han difundido vídeos en los que se muestra trabajadores sanitarios de Rio de Janeiro inyectando aire a personas de la tercera edad y presentándolo como inmunizaciones contra el coronavirus.

Algunos de los vídeos habrían sido registrados a finales de enero y han sido calificados como “vacunas de viento” que están siendo investigados por las autoridades en cada región.

En Río de Janeiro se adelantan cinco indagaciones, entre estas ha tomado relevancia el caso de una enfermera de una clínica de Copacabana que fue suspendida porque no utilizó la vacuna para inmunizar a los pacientes.

En otros casos se ve a los enfermeros colocando la jeringa en el brazo de los pacientes y retirándola sin aplicar la inyección. 

Entre las acusaciones, que podrían dar hasta 12 años de prisión, se presume que los trabajadores sanitarios buscaban tomar la medicina para ellos o su círculo cercano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat