Como autor del delito de actos sexuales abusivos con menor de 14 años, Carlos Augusto Vargas Iriarte fue condenado a una pena de 9 años de prisión, por el Juzgado Penal del Circuito de Garzón (Huila), a petición de la Fiscalía General de la Nación.

En la diligencia virtual realizada ayer 21 de mayo, el fallador le negó la prisión domiciliaria y la suspensión de la ejecución de la pena, por lo que deberá purgar la condena en centro de reclusión.

Los hechos datan del 14 de enero último en el municipio huilense de Tarqui, cuando personal de la Policía fue informado por una ciudadana sobre un hombre que con señas y silbidos había llamado a un niño en la calle y, cuando el menor se le acercó, el hoy procesado lo ingresó a su residencia en el barrio La Loma.

Al llegar a la vivienda y preguntar por el menor, los uniformados efectivamente hallaron al niño y notaron su nerviosismo. Cuando se le indagó por qué estaba en el lugar, el menor respondió que Vargas Iriarte lo estaba abrazando y tocándole sus partes íntimas, por lo cual las autoridades capturaron al hoy sentenciado. La decisión quedó en firme.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat