El equipo de geólogos de la autoridad ambiental del Huila, estableció una serie de recomendaciones para que sean atendidas tanto por la alcaldía del municipio como por las comunidades asentadas en las zonas de riesgo.

La ola invernal que en las últimas semanas se registra en el municipio de Pitalito, llevó a la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM en apoyo a la Administración Municipal, a realizar una serie de visitas con su personal geológico para determinar las causas de las afectaciones y establecer una adecuada gestión del riesgo en zonas como la vereda Alto de la Cruz, barrio El Porvenir, la quebrada El salado y la vía que conduce al departamento del Putumayo a la altura de la vereda El Cedro.

El equipo de geólogos de la CAM, estableció una serie de recomendaciones con el fin de que sean atendidas tanto por la alcaldía del municipio como por las comunidades asentadas en dichas zonas.

En el caso de la vereda Alto de la Cruz, donde se evidenció que los procesos de remoción en masa presentados recientemente en la zona, han conducido a una variación en el mapa de zonificación del riesgo, derivando la inestabilidad del terreno, por lo que la máxima autoridad ambiental del Huila recomendó el reasentamiento, de forma inmediata, de las familias asentadas en el lugar, teniendo como prioridad a aquellas que se ubican en un radio de 50 metros, a partir del punto donde se presenta el proceso inestable.

Por otro lado, se estipuló prohibir el tránsito de vehículos y peatonal por la vía de dicha vereda y actualizar el plan de ordenamiento territorial del municipio, declarando la prohibición de expansión urbana y/o construcción de viviendas.

Barrio El Porvenir

El sector evaluado, el cual fue afectado por un proceso de remoción en masa, se localiza en el sector noroeste del casco urbano entre la calle 16 y carrera 10 y la margen derecha de una fluente de la quebrada Cálamo, donde están construidas varias viviendas sin el cumplimiento de las normas técnicas que, sumado a la inestabilidad del suelo en su mayoría orgánico, presenta propiedades geomecánicas no aptas para soportar las cargas generadas en la zona.

“El cauce de la quebrada se caracteriza por una pendiente de suelos orgánicos, parte de las aguas servidas son dispuestas sobre la misma pendiente y esto hace que los suelos se saturen, pierdan su capacidad de soporte y que se generen este tipo de deslizamiento”, señaló Carlos Andrés González Torres, director Territorial Sur de la CAM.

Dentro de las recomendaciones establecidas por la Corporación se encuentran declarar la zona como de riesgo alto y suspender la compra y venta de predios con fines de urbanización; así mismo, restringir todo el flujo vehicular a lo largo de las vías de acceso y reubicar de manera inmediata las viviendas de dicha zona.

El Cedro

A causa de una avalancha presentada en la quebrada El Salado, localizada en la vereda El Cedro, resultaron afectadas varias viviendas ubicadas en la zona de protección del cauce, por lo cual desde la CAM se recomendó la inmediata reubicación de las mismas.

“Durante el recorrido por la zona, se encontró una alta intervención de la cuenca donde se observa cómo se han realizado cambios de uso de suelo, pasando de conservación a ganadero y agrícola, aspectos que no serían importantes si la cuenca presentara características menos adversas”, sostuvo González Torres.

La cuenca de la quebrada el salado se caracteriza por su condición de torrencialidad aspecto asociado a la alta pendiente del cauce y sus valles, forma de la cuenca (alargada), litología (presencia de suelos residuales) y las condiciones climáticas, lo que genera que la fuente supere las cotas de su cauce y permitiendo nuevas vías de drenaje acorde con la fuerza y zonas de sedimentación que se generan.

Otras de las recomendaciones emanadas desde la Corporación para el caso del Cedro está realizar estudios de dinámica de la quebrada con el fin de atender puntos prioritarios de socavación que afectaron la infraestructura de la vía Pitalito Mocoa; declarar la zona de ronda como de riesgo alto e iniciar trabajos de recuperación de la ronda de la quebrada mediante procesos de reforestación ajustados a las características bióticas de la zona.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat