Ante un juzgado promiscuo de Paicol (Huila), la Fiscalía imputó cargos por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado en contra de Carlos Ernesto Ballesteros, quien fue enviado a prisión con medida de aseguramiento preventiva.

El procesado, que no aceptó los cargos enrostrados por el delegado fiscal que conoció el caso, fue detenido el 2 de julio último cuando cruzaba a bordo de un camión por un puesto de control en la vereda Matanzas del municipio huilense.

Personal de la Policía Nacional y miembros del Ejército Nacional le hicieron la señal de pare. Al revisar el camión, los uniformados hallaron en la zona de carga 208 paquetes envueltos con 319 kilos de cocaína, por lo que el hombre fue capturado en flagrancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat