En desarrollo del proceso que adelanta la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía, este fin de semana se logró la judicialización de Luis Armando Chavarro Hoyos como presunto partícipe en el crimen del reincorporado Jhon Fredy Vargas Rojas, en hechos ocurridos el 26 de enero del año en curso en Pitalito.

La Fiscalía le imputó los delitos de homicidio agravado en calidad de coautor y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, por los cuales el juez de control de garantías le impuso medida de aseguramiento domiciliaria.

El procesado, quien no aceptó los cargos, según las indagaciones era el que conducía el taxi que movilizó al autor material del hecho.

Todo ocurrió en horas de la tarde de ese día en inmediaciones de la iglesia La Valbanera del municipio huilense, donde fue atacado Vargas Rojas, quien estaba vinculado al programa de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) del Gobierno Nacional, y precisamente minutos antes del hecho había salido de una reunión de ese programa. Debido a los impactos por arma de fuego la víctima falleció en el mismo lugar.

Es de anotar que el hoy asegurado registra anotaciones en calidad de indiciado por falsa denuncia, amenazas, lesiones culposas, homicidio agravado y fabricación, tráfico, porte o tenencia armas de fuego.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat