La defensa del empresario llegó a un preacuerdo con la Fiscalía General, le rebajaría la pena de 17 a ocho años en prisión, condena que pagaría en su domicilio

Enrique Vives, el empresario que asesinó a seis jóvenes al arrollarlos en su camioneta en una vía del Magdalena, pagaría ocho años de prisión domiciliaria por el crimen.

El fiscal Mario Burgos, asignado para la investigación convocó a una reunión con el abogado del empresario samario y los representantes de las víctimas, donde planteó la propuesta de un cambio de delito, pasaría de homicidio doloso a culposo.

La defensa del empresario llegó a un preacuerdo con la Fiscalía General, lo que le rebajaría la pena de 17 a ocho años en prisión, y la condena la pagaría en su domicilio.

Vives Caballero tendrá también que terminar de indemnizar a las familias de los seis fallecidos y a la del menos de 14 años que resultó lesionado.

El preacuerdo oficial entre Vives y la Fiscalía se estaría pactando desde mediados del mes pasado. Exactamente el 12 de abril, la defensa del confeso asesinó envió un documento de tres páginas al ente acusador en el que pide evaluar la posibilidad de variar la conducta que le fue imputada a Vives para, posteriormente, celebrar un preacuerdo entre ambas partes.

No se estructura la conducta a título de dolo eventual, habría lugar a la estructura de la conducta de culpa o incluso culpa con representación bajo el criterio de imprudencia y descuido (…) Bajo los principios de educación y auto determinación peatonal en el cual debían dejar establecido que para tales efectos era necesario asumir el cuidado y la auto puesta en peligro”, se lee en el documento.

Para argumentar su solicitud, la defensa también se escudó en insistir en la eventual responsabilidad que tendrían las víctimas del accidente. Se indicó que para el momento del siniestro, las personas no se movilizaban por la zona peatonal, sino que caminaban por la vía vehicular.

Hasta el momento, cinco de las seis familias afectadas han recibido una compensación.

En contraparte, Rodrigo Martínez, abogado de las víctimas, ha dicho que esta “fue una exigencia de la compañía aseguradora teniendo en cuenta que los delitos dolosos no son objeto de medidas de indemnización”. Así mismo, indicó que se firmó un documento en el que las víctimas indemnizadas solicitaban el cambio de la conducta, para que pasara de dolo eventual a homicidio culposo.

Todos los familiares de las víctimas acordaron y recibieron los recursos económicos de las indemnizaciones entregadas por la aseguradora como un hecho de resarcimiento del daño por la pérdida de vidas causadas en este accidente vial”, dijo el abogado de las víctimas.

Aunque el empresario logró convencer a la mayoría de afectados de aceptar la indemnización, la sexta y última familia que no ha recibido el dinero es porque desde febrero de este año se negó a aceptar la indemnización. Según Alex de Lima, papá de Laura Valentina de Lima, una de las víctimas fatales, su objetivo es que Vives pague por las muertes que ocasionó. El hombre sostiene que ninguna cuantía económica será suficiente para calmar el dolor.

Ellos creen que mataron a un animal y quieren dar cualquier peso. Yo lo que quiero es que ese hombre pague lo que hizo y que no vaya a quedar libre como siempre pasa en este país”, sostuvo De Lima.

La mayor indignación por este hecho, que ocurrió sobre las 2:00 de la mañana del lunes 13 de septiembre, es que las autoridades confirmaron que Vives viajaba en estado de embriaguez y a alta velocidad sobre el sector de la Gaira, en la ciudad de Santa Marta, cuando atropelló a los jóvenes.

El conductor cometió una imprudencia al conducir en estado de embriaguez, grado dos, confirmado y además en exceso de velocidad”, informó el comandante seccional de la Policía de Tránsito y Transporte de Santa Marta, capitán Wilson Mendoza, al informar el hecho.

En total Vives arrolló a siete jóvenes que habían salido de una fiesta familiar con motivo de la celebración del cumpleaños del único sobreviviente, un joven de 14 años. El niño logró salvarse pero sufrió graves lesiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *