La fuerte expresión fue dada a conocer por parte del gobierno departamental mediante comunicado, donde argumenta que se le han tendido todos los canales de dialogo a la Minga Indígena y a los promotores del paro y bloqueos en vías del Huila. En el comunicado, el gobierno departamental da a conocer detalles de todo el proceso de dialogo que han querido sostener, pero siempre con actitudes intransigentes y negativas ante todas las posibilidades de dialogo manifestadas y anuncia que las eventuales lesiones a personas y perdidas de vidas que se puedan presentar, son responsabilidad de la actitud intransigente de la Minga indígena y de los promotores de los bloqueos viales en la región. Aquí el comunicado:

Grandes esfuerzos de diálogo de la Gobernación sin voluntad de los indígenas

Por las comunidades étnicas indígenas tenemos la mayor consideración y respeto por lo que son y representan como pueblo ancestral, razón por la cual se ha venido concertando con ellos en permanentes espacios (Plan de Desarrollo, minga, mesas sectoriales), la atención a sus principales necesidades, desarrollando importantes acciones reivindicativas en su favor que les permite avanzar en equidad social y desarrollo integral de sus pueblos; es así como desde el comienzo del paro nacional, las comunidades indígenas del Huila, representadas por el Consejo Regional Indígena del Huila – Crihu, le informaron al departamento que las demandas eran del orden nacional, no territorial, y políticas, no reivindicativas; motivo por el cual no debíamos preocuparnos en el territorio, ya que nada podíamos resolver en torno a su lucha Nacional, orientada a la defensa del derecho a la vida, el medio ambiente, la consulta previa, al retiro de la reforma tributaria, laboral, pensional, etc.; todas acciones propias de la Nación.

El gobierno departamental con el ánimo de contribuir a la solución instaló el pasado 3 de Mayo, la mesa de coordinación de que habla el artículo 12 del Decreto 003 de 2021, para atender las situaciones que se presenten en el desarrollo de la protesta pública y pacífica, para proteger los derechos individuales y colectivos; pero ante las acciones de cierre temporal y total de vías en el departamento, que perjudica a la población en general, adelantamos durante varios días un diálogo con todos los actores buscando evitar que las vías de hecho generaran perjuicios irremediables a la población que no hace parte de la protesta; fue así como el pasado 7 de mayo, el gobernador del Huila, se desplazó personalmente hasta el municipio de Hobo, en la zona conocida como puente pescador, donde se encuentran asentadas las comunidades indígenas realizando bloqueos no autorizados, para escucharlos, ofrecernos como interlocutores con el gobierno nacional y para solicitarles respetuosamente accedieran al levantamiento de los bloqueos para que exista un tránsito normal o en su defecto permitieran un corredor humanitario, que facilitara el acceso de los servicios de primera necesidad a la población huilense y sus vecinos territoriales como son Putumayo, Caquetá y Cauca, permitiendo el paso de medicamentos, vacunas, oxígeno, alimentos, combustibles, insumos, concentrados para animales, transporte de pasajeros y productos de nuestros campesinos y empresarios, y demás servicios necesarios para la congrua subsistencia de la población, ante lo cual no accedieron y mantuvieron el bloqueo. Sin embargo, 5 días después (12 de mayo) por voluntad propia y de los distintos puntos de bloqueo, organizaron una ruta humanitaria que denominaron “caravana por la vida”, permitiendo el paso por 24 horas de toda clase de vehículos de transporte, excepto los de servicio público de pasajeros, impidiendo el desplazamiento de personas atrapadas en terminales de transporte, de quienes habían dicho que si estaban autorizados.

A pesar de no haberse accedido al corredor humanitario en la oportunidad solicitada, el 8 de mayo se hizo la gestión con el Presidente de la República para que se realizaran espacios de diólogo nacionales en los territorios, consiguiendo que el pasado jueves 13 de mayo, el Ministro de Agricultura como vocero del Presidente, se reuniera con los actores de las protestas como son Jóvenes, campesinos, transportadores, líderes sindicales y sociales, y representantes de gremios y empresarios, para abrir esos espacios en procura de buscar salidas a la problemática nacional, sin embargo brillaron por su ausencia a esta convocatoria las comunidades indígenas, sin razón alguna, lo cual significó la pérdida de la oportunidad de interlocutar con un emisario del Presidente de la República en el territorio.

Acto seguido, hemos venido dialogando con los voceros del Crihu, a través de los representantes del gobierno departamental, en cabeza del secretario de gobierno, el asesor de paz, el secretario de agricultura, solicitándoles encarecidamente, la apertura víal, para todos los servicios así sea de manera transitoria todos los días o algunos días a la semana, recibiendo de manera permanente una negativa a nuestra solicitud por los huilenses, peticiones que siempre han sido acompañadas por la Procuduría regional y provincial, así como por la Defensoría del pueblo, en aras de proteger a la mayoría de los huilenses que no están en los bloqueos y respetar los derechos humanos y al libre tránsito de quienes no hacen parte de la protesta.

Particularmente, los días viernes 14 y domingo 16 de Mayo, estuvimos en el punto de bloqueo para escucharles sus peticiones y pedirles una vez más, que faciliten el corredor humanitario, ante lo cual nuevamente se tuvo una respuesta negativa.

En la tarde del día 16 de mayo, el Crihu exige la presencia del gobernador, a las 8 de la mañana del dia 17 de mayo, en el puente pescador, sin que ello sea garantía del levantamiento de los puntos de bloqueo. Pero con el ánimo de no perder la continuidad del diálogo, se les aceptó la invitación a dialogar en las instalaciones de la gobernación del Huila, ante la difícil situación en todo el departamento, para escuchar sus nuevos requerimientos e incluso para facilitar el diálogo directo con el Gobierno Nacional, obteniendo de ellos, una respuesta negativa a la invitación de diálogo en la gobernación, pero saliendo a decir públicamente que no fuimos a una reunión que nunca se convino, como excusa para agudizar el bloqueo. El día de hoy 18 de mayo los invitamos nuevamente a dialogar en el Municipio de La Plata, a donde nos desplazamos por las situaciones ya conocidas, pero tampoco aceptaron.

Con lo anterior dejamos en evidencia que por parte del gobierno departamental hemos tenido siempre la voluntad de mantener el diálogo fluido y que hemos hecho abundantes esfuerzos por acoger la totalidad de las solicitudes realizadas por la comunidad étnica, mientras a cambio hemos recibido permanentes negativas a las peticiones que buscan garantizar los derechos de todos los ciudadanos con la libre locomoción y tránsito, y no solo el deseo particular de esta comunidad étnica.

Como departamento, mantenemos los canales de diálogo abierto y la voluntad de coadyuvar en encontrar concensos que eviten mayores perjuicios a los ya ocasionados, dejamos abiertas las puertas para la búsqueda de alternativas de diálogo en la gobernación del Huila; pero mientras se mantengan los bloqueos, dejamos expresamente expuesto que hacemos responsables a aquellos que mantengan la obstrucción violando los derechos de los demás, de los daños y perjuicios ocasionados al pueblo huilense y departamentos vecinos, por la imposibilidad de su libre movilidad, así como por las eventuales lesiones a personas, o pérdida de vidas, por la intransigente decisión de mantener bloqueadas las vías, ante la petición y decisión presidencial de dar apertura a la red vial, pues algunos han dejado de adelantar una manifestación pacífica para convertirse en actos perjudiciales e ilegales, que son rechazados no solo por el Estado y la ciudadanía, sino hasta por los mismos defensores de derechos humanos y los promotores del paro nacional, al exponer José Miguel Vivanco, de la organización internacional Human Right Watch: “Colombia: se debe garantizar, priorizando el diálogo, que existan corredores en las vías. La policía tiene la facultad e incluso el deber de dispersar, con la menor fuerza posible, bloqueos que generen perturbaciones graves y desabastecimientos.”; y por su parte el Sr. Diógenes Orjuela, representante del comité de paro nacional por la CUT: “… hemos sido enfáticos con circulares del comité nacional de paro de que cuando haya bloqueos debe haber garantías para toda la estructura de salud y para el suministro de alimentos y las cosas que necesitan las ciudades, es decir, buscar al máximo inclusive acuerdos con los mandatarios regionales para que esos bloqueos que son una expresión ciudadana, no generen dificultades, sufrimientos o asuntos indeseables en la población”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat