La afirmación la hizo en medio de su declaración en calidad de testigo en el caso que lleva la Corte Suprema de Justicia contra Córdoba por la ‘farcpolítica’.

Ante la Corte Suprema de Justicia, la candidata presidencial Ingrid Betancourt aseguró que la senadora electa Piedad Córdoba era muy cercana a las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). La aspirante a ocupar la Casa de Nariño hizo la afirmación el pasado 22 de abril en medio de su declaración en calidad de testigo en el caso que lleva el tribunal contra Córdoba por la ‘farcpolítica’, sin embargo, el audio de la audiencia fue revelado este 25 de abril.

Según Betancourt, mientras estuvo secuestrada por las Farc, entre 2002 y 2008, pudo darse cuenta de que el grupo armado consideraba a Córdoba como una persona de confianza. Así mismo, señaló que la senadora electa mantenía relaciones con los jefes subversivos. Incluso, aseguró que antes de su plagio, Córdoba le ofreció concretar una cita con Manuel Marulanda, alias Tirofijo.

“En el Congreso todos sabíamos que Piedad tenía contacto con los comandantes de las Farc. Ella lo decía también, era algo que se veía normal porque estábamos en un proceso de paz y había mucha gente visitando a las Farc. Piedad me dijo que ella tenía contacto con la guerrilla y que si yo quería ir a conocer a Manuel Marulanda y a los comandantes de las Farc”, indicó la candidata presidencial.

Así mismo, reveló que cuando estaba secuestrada notó que las Farc se referían con respeto al expresidente venezolano Hugo Chávez. Los subversivos se referían al fallecido mandatario como comandante.

“Los guerrilleros que nos cuidaban se referían a él como el comandante Hugo Chávez, el compañero Hugo Chávez y lo tenían como un ídolo. A uno le quedaba muy claro que las Farc eran muy muy cercanas a Hugo Chávez y que había una relación. Tenía que haber conversaciones y encuentros probablemente clandestinos”, dijo la candidata presidencial.

Este hecho generó dudas y especulaciones, pues se sabe que Córdoba también era cercana a Chávez, por lo que no se descarta que ambos sostuvieron relaciones estrechas con las Farc.

Por estas afirmaciones, el procurador delegado Jorge Sanjuán le preguntó a Betancourt si tenía información que diera cuenta de apoyos económicos de las extintas Farc a Córdoba. La precandidata presidencial no descartó la opción, pero dijo que no tiene pruebas de ello.

“De eso se hablaba, yo nunca tuve ninguna prueba de eso, pero sí se hablaba de eso. En el Congreso se habla de muchas cosas, el Congreso es un sitio de chismes, también se decía que las Farc había apoyado a otros, pero como se decía que el paramilitarismo estaba apoyando a otros y el narcotráfico había apoyado a otros, esa era información confidencial de colegas que la compartían, pero que uno no tenía cómo comprobarlas”, dijo Betancourt.

De igual forma, la magistrada Cristina Lombana le preguntó a Betancourt si tenía información sobre apoyos electorales que hayan ofrecido las extintas Farc a Córdoba en alguna de las oportunidades que se lanzó al Congreso de la República. Ante el cuestionamiento, también dijo que había escuchado rumores, pero no tenía pruebas.

“Yo no he conocido y no tengo pruebas de ello, pero de alguna manera eso se daba por hecho; es decir, las Farc tenían una diferencia, digamos, con los partidos legales comunistas del país. Esos partidos trataban de independizarse de las Farc y para ellos eso implicaba un castigo en términos económicos. Entonces me imagino que estar con las Farc fue lo contrario, pero ahí sí es lo que uno piensa, dentro del marco de lo que uno conoce”, respondió Betancourt.

Hay que anotar que la candidata presidencial fue citada ante la Corte Suprema de Justicia porque sostiene que Piedad Córdoba tiene algún nivel de responsabilidad en todo lo que significó el horror del secuestro que perpetraron las antiguas Farc contra ella y otras figuras de la política durante esos periodos de gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *